El Colegio de Arquitectos ratifica el archivo de la denuncia de Más Madrid contra Monasterio

Para que se investigaran presuntas irregularidades urbanísticas en el caso de reformas acometidas por el estudio de la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid

VÍDEO: Vox insiste en el 'pin parental' y le recuerda a Ayuso que el pacto en Madrid fue puntual para la investidura
Imagen de archivo de la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio EUROPA PRESS

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) ha ratificado el archivo de la queja formulada por el grupo municipal de Más Madrid para que se investigaran presuntas irregularidades urbanísticas en el caso de reformas acometidas por el estudio de la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, en diversos proyectos acometidos entre los años 2000 y 2007.

La propia Monasterio ha difundido en redes sociales dos extractos de la resolución de la Comisión de Recursos, que acuerda desestimar el escrito contra la resolución inicial de la comisión deontológica de la institución colegial cursado por el edil de Más Madrid y arquitecto José Manuel Calvo.

"El Colegio de Arquitectos de Madrid, en el que estoy colegiada, desestima y archiva denuncia y recurso presentado contra mí por el concejal Calvo de Mas Madrid", ha desgranado Monasterio.

El edil en el Ayuntamiento de Madrid denunciaba que Monasterio había incurrido en irregularidades porque realizó actividad profesional sin tener en ese periodo el título de arquitecta, lo que implicaba también que no estuviera colegiada en el COAM.

En una resolución fechada el 22 de noviembre, a la que tuvo acceso Europa Press, el órgano disciplinario colegial, independiente del Junta de Gobierno del COAM, acordó el archivo de la queja sobre Monasterio y consideraba que las actuaciones aludidas en la queja "no pueden ser objeto de expediente disciplinario", sin perjuicio de "reproche" que "en su caso y de ser acreditados, merecieran en otros ámbitos".

Concretamente, la comisión detallaba que "se tratan de actos ejecutados precisamente por quien no ostentaba la condición de arquitecto colegiado en el momento de su comisión, por lo que la competencia para su conocimiento queda en extramuros de la competencia" del citado órgano deontológico, en atención a lo descrito en la ley reguladora de los colegios profesionales.

En esa normativa se "restringe la competencia disciplinaria a las infracciones de deberes profesionales o normas éticas de conducta en cuanto afecten a los arquitectos colegiados, materias a las que queda circunscrita la actuación de la comisión deontológica, quedando fuera de la esfera de sus atribuciones los hechos objeto de queja".

"Todo ello sin perjuicio de la posibilidad del denunciante de acudir a los órganos jurisdiccionales competentes para el ejercicio de acciones procedentes, conforme a la legislación ordinaria", exponía la resolución de la comisión deontológica del COAM para decretar el archivo.

Cuando presentó la denuncia el pasado 7 de noviembre, Calvo señaló que se reservaba acudir a la vía judicial sobre este asunto en el caso de que "no solo se esté hablando de faltas e irregularidades administrativas sino de presuntos delitos que se pudieran cometer, que tienen que determinar los tribunales". Posteriormente, la formación llevó este caso a la Fiscalía.

Recomendaciones generales

Precisamente, el COAM lanzó una serie de consideraciones generales en relación a la polémica que rodea las actuaciones del estudio de Monasterio, y ha remarcado que la titulación oficial de Grado y Máster es "requisito indispensable" para ejercer la profesión y la colegiación es "exigencia para intervenciones en edificios cuando se acometen cambios de usos".

Por otro lado, manifestó que los proyectos de arquitectura deben estar visados por un colegio de arquitectos que deben controlar la verificación y habilitación profesional del "técnico firmante y sobre la corrección e integridad formal del documento".

Así lo indicó en un escrito conjunto con el Consejo Superior de Arquitectos de España (CSCAE) en relación a la polémica generada por las informaciones publicadas en el diario ‘El País’ que cuestionaba varios proyectos de reforma del estudio de Monasterio, al asegurar que los había firmado sin disponer del título ni estar colegiado. También apuntaba a irregularidades en la reforma de un loft propiedad del presentador Arturo Valls en el barrio de Lavapíes. Europa Press