El Colegio de Arquitectos de Madrid demanda a un exdecano por irregularidades el la venta de un inmueble

En la demanda, además de al exdecano Granero, se incluyen a otros cuatro miembros de la Junta de Gobierno del COAM

COAM, colegio oficial de arquitectos de MAdrid.
COAM, colegio oficial de arquitectos de MAdrid.© Gonzalo Pérez Mata

La decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), Belén Hermida, ha denunciado "graves irregularidades" en la venta de una sede de la Fundación Arquitectura COAM durante la etapa como decano de José Antonio Granero Ramírez, de 2011 a 2015, a quien la institución ha demandado por este motivo.

El Juzgado de primera instancia número 34 de Madrid ha aceptado a trámite el pasado 21 de febrero esta demanda, que además de a Granero incluye a otros cuatro miembros de la Junta de Gobierno del COAM y a patronos de la Fundación Arquitectura COAM.

La demanda está relacionada con la venta entre los años 2013 y 2014 de un edificio situado en la calle Piamonte número 23, en Madrid, una operación que ha supuesto "un perjuicio a la Fundación de medio millón de euros", según Hermida.

"La venta de la sede de la Fundación no se realizó en conformidad con la autorización de precio establecido por el protectorado de fundaciones del Ministerio de Cultura, ni tampoco con el acuerdo del Patronato de la Fundación Arquitectura COAM, que establecía la venta en un mínimo de 4 millones de euros", ha recalcado.

Según ha indicado, este edificio se vendió por 3,4 millones de euros, aunque no ha querido especificar quién fue el comprador en ese momento.

Uno de los técnicos de la institución ha indicado a los periodistas que los cinco miembros de patronato aprobaron la venta del edificio por los 3,4 millones de euros, sin informar al resto de los miembros que se había vendido por una cantidad menor de la autorizada.

Además, esta transacción provocó un ¿falseamiento¿ de las cuentas del COAM durante tres años seguidos, además de ¿regalarse¿ plazas de aparcamiento ¿indebidamente¿.

En relación con las dimisiones que se han producido dentro del núcleo de la Junta, Hermida ha aclarado que han sido tres: dos vocales y la secretaria. ¿Estas dimisiones no tienen nada que ver con el caso de Rocío Monasterio¿, ha recalcado la decana.

El COAM está dirigido por la Junta de Gobierno, elegida democráticamente por los colegiados, compuesta por once miembros y presidida por el decano. La Junta se completa con las figuras del vicedecano, el vicesecretario y seis vocales.

¿Esta crisis es fruto de las acciones que se están llevando a cabo desde el decanato que son limpiar la institución y devolverle su credibilidad y esencia¿, ha afirmado.

Además, ha señalado que se está ¿atacando¿ la reorganización de la oficina de concursos arquitectónicos que presentan ¿otras irregularidades¿, al igual que los premios de concursos a personas afines, la adjudicación de proyectos o la obtención de becarios desde la institución para prestar servicios a ciertos estudios.

¿Estas actuaciones han provocado que antiguos decanos y cargos de la máxima organización hayan emprendido una campaña de desprestigio, acoso y derribo contra mí¿, ha aseverado Hermida, quien fue nombrada decana en mayo de 2019.

No obstante, ha pedido a los 10.000 colegiados tranquilidad, porque se trata de un “asunto acotado” y la institución seguirá trabajando para “limpiar el prestigio” de los arquitectos de Madrid.