De Alcalá de Henares a los secretos del Antiguo Egipto

Una expedición de la UAH se desplazará hasta la necrópolis de Deir el-Bahari, una necrópolis de la realeza

Expedición en EgiptoUniversidad de Alcalá (nombre del dueño)Universidad de Alcalá

Expertos de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) se preparan para cruzar el mar Mediterráneo y realizar una nueva expedición arqueológica para estudiar los secretos más profundos del antiguo Egipto. Este proyecto forma parte de una iniciativa científica donde la arqueología se sumerge en una aventura que busca ampliar el conocimiento sobre la época dorada del llamado Reino Medio.

La expedición constituye la quinta campaña de «The Middle Kingdom Theban Project», la cual tendrá una duración de seis semanas en los meses de marzo y abril de este año. Para la UAH es interesante seguir indagando en estas tierras por su gran relevancia histórica. La expedición se centrará en el estudio de la necrópolis de Deir el-Bahari, antigua ciudad de Tebas, actual ciudad de Luxor, un cementerio real del año 2000 a.C, cuando Egipto acababa de superar una crisis política, social y climática, lo que provocó que la monarquía reconsidere sus más profundas creencias sagradas.

Con respecto a la anterior expedición, el conjunto ha pasado de 32 a 40 investigadores. El equipo estará integrado por especialistas españoles en egiptología, arqueología e historia, así como arquitectos, médicos, forenses, especialistas en 3D, geólogos, papirólogos, restauradores... Todos ellos contarán con el apoyo de 100 trabajadores del lugar. Para el 2021, la UAH tiene planes de incorporar expertos en fotografía satélite y tecnología de «remote sensing», procedentes de la NASA y de la Universidad de Chicago.

Antonio J. Morales, profesor de la Universidad de Alcalá comenta cómo el mundo de la Egiptología ha crecido «rápidamente» en los últimos años. Otros catedráticos de esta área como Luis García Moreno, Javier Francisco Espelosín y Margarita Vallejo, subrayan su compromiso en lo que respecta al estudio del Mediterráneo Antiguo para que otros vayan formándose en el campo y, a partir de ahí, puedan o bien salir al extranjero o asentarse en Alcalá

Por su parte, la Universidad y el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales mantienen una relación magnífica con la Embajada Española en El Cairo, por lo que siempre les abren las puertas para este tipo de investigaciones. Además, han demostrado toda su confianza en la profesionalidad de los investigadores, ya que el Gobierno egipcio siempre ha aprobado las peticiones de excavaciones.

Uno de los hallazgos más significativos hasta ahora se produjo en abril de 2017, cuando uno de los arqueólogos descubrió un pozo poco profundo que conducía a una cámara muy particular: el depósito de momificación del visir Ipi. Este descubrimiento reveló que los egipcios habían preparado un pequeño almacén donde guardaban todo el material y utensilios usados en la momificación de este gran noble. Y es que el material se consideraba demasiado «impuro» como para quedar depositado en el interior de la tumba.

La Universidad detalla que este tipo de investigación requiere planificación y recursos humanos y materiales tales como instrumental técnico y tecnología avanzada, lo que supone un gran esfuerzo, especialmente económico. Reciben ayudas de numerosas instituciones como los Ministerios de Ciencia, Innovación y Universidades y de Cultura y Deportes, fondos de la Fundación Palarq, ayudas regionales de las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha, así como también de la Asociación Española de Egiptología y de Amigos de la UAH. Además, el grupo de trabajo ha lanzado, una campaña de micromecenazgo, a través de la plataforma Kickstarter a nivel nacional, con la que, durante 30 días, esperan recaudar 18.000 euros.