Los trabajadores de 78 escuelas infantiles de Madrid, al paro

Hasta que se reanuden las clases tras la epidemia de coronavirus

Los trabajadores de algunas guarderías madrileñas han recibido estos días circulares en las que en el asunto puede leerse: «expediente de regulación de empleo de fuerza mayor». Afecta a los que desarrollan su trabajo en centros que no son cien por cien públicos y con los que la Consejería de Educación tiene un contrato firmado para prestar el servicio. Estas empresas son 78, frente a las 57 que no se ven afectadas.

Los empleados han visto con desolación cómo han quedado suspendidos sus contratos de manera temporal, «hasta nuevo aviso», teniendo en cuenta que mantener la actividad docente en las guarderías no es una prioridad en estos momentos.

Al dejar de haber actividad académica, la Consejería de Educación se ha visto obligada a suspender los contratos de gestión del servicio de las escuelas infantiles en aplicación de los pliegos de cláusulas administra y de lo que está establecido en la normativa de contratación.

Así las cosas, ha empezado a haber una riada de expedientes de regulación de empleo que ha dejado sin empleo durante quince día a varios centenares de trabajadores de escuelas infantiles. La medida se aplicará entre el 11 y el 25 de marzo, ambos incluidos, pero los profesores temen que la medida se prolongue en el tiempo teniendo en cuenta que la Comunidad de Madrid fue de las primeras en aplicar la suspensión de las clases y, después, se ha visto reforzada por el estado de alerta decretado por el Gobierno central. Y es que, según la carta remitida a uno de los trabajadores de una escuela infantil madrileña a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, «tanto la duración como los términos de esta decisión estarán siempre basados en las indicaciones que recibamos de la Comunidad de Madrid u otros organismos oficiales».

Así, durante el período que dure la medida, el trabajador puede solicitar la prestación por desempleo. Con respecto a su cotización, «el trabajador sigue cotizando igual que antes de encontrarse en esta situación, la empresa se hacer cargo de sus cotizaciones», añade la misiva.

La incertidumbre en cuanto a la duración de la medida ahora es total para los trabajadores. «Ante esta situación, excepcional para todos, la dirección de la empresa mantendrá informados a todos los trabajadores de cualquier modificación en su relación», añade la carta remitida a trabajadores de una escuela infantil de la Comunidad de Madrid.