Coronavirus

Madrid abre el plazo para solicitar colegio entre el 19 de mayo y el 5 de junio

El trámite será presencial o telemático, dependiendo de las instrucciones de Sanidad

Imagen del inicio del curso escolar, que no volverá a repetirse en septiembre
Imagen del inicio del curso escolar, que no volverá a repetirse en septiembreManuel Olmedo

Un trámite que habitualmente suele realizarse en el mes de abril, normalmente después de Semana Santa, como es el de solicitar plaza de admisión para la escolarización en colegios e institutos, se ha visto retrasado por la crisis sanitaria. A la vista de la evolución de la pandemia, la Consejería de Educación pensó abrir el plazo de solicitud la segunda quincena del mes de mayo y hoy se han conocido ya los plazos exactos. Así, según publica en su Twitter la Comunidad de Madrid, la previsión del periodo de presentación de solicitudes para el curso escolar 20/21 será del 19 de mayo al 5 de junio. No obstante, también ha especificado que se mantendrán las fechas, “siempre y cuando en estas fechas la Comunidad de Madrid esté en la fase uno del plan de transición del Gobierno central”. De momento, el trámite será presencial o telemático dependiendo de las instrucciones de Sanidad.

Por otra parte, el Ejecutivo regional ha criticado la falta de planificación y ambición en el ámbito educativo del Gobierno Central. Según el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, “permite otras actividades, pero relega las educativas, lo que encaja con el aprobado general por la puerta de atrás que es lo que ha defendido la ministra Isabel Celaá con su reciente Orden ministerial”, un planteamiento con el que la Comunidad ha mostrado su desacuerdo porque “elude sus responsabilidades competenciales y es ilegal, porque deroga normas de rango superior”.

El Ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso ha lamentado la falta de diálogo del Gobierno con las comunidades autónomas que son las que tienen competencias en la gestión de la educación. “El Gobierno de Sánchez nos ha marcado el camino sin hablar previamente, un ordeno y mando en toda regla”, ha declarado Ossorio, quien ha incidido en que “se trata de un plan improvisado, que no garantiza su cumplimiento por la inseguridad que genera la ausencia de un estudio epidemiológico para saber la incidencia real del coronavirus en la población infantil, a partir de la realización de test masivos que a día de hoy siguen sin realizarse”.

Ossorio hubiera deseado que la vuelta de los escolares de final de etapa a partir del día 25 de mayo, según ha previsto el Gobierno, no fuera sólo voluntaria, sino obligatoria para todos los alumnos.