Agreden a un joven en Moratalaz por llevar la bandera de España

El momento de tensión se ha vivido en la concentración de Moratalaz, cuando se han enfrentado varias personas, uno de los asistentes a las caceroladas y otro contrario a estas protestas

La tensión en las protestas contra Pedro Sánchez y su gestión sobre la pandemia crece en Madrid. Y una vez cerrada la plaza de los Príncipes de España de Alcorcón, uno de los puntos de mayor conflictividad ahora empieza a ser Moratalaz.

Un momento de tensión se ha vivido en la concentración de hoy cuando se han enfrentado uno de los asistentes a las caceroladas, que resultó herido leve, y otro contrario a estas protestas.

La intervención de los vecinos evitó que el enfrentamiento y los insultos fueran a más, pero uno de los jóvenes que había acudido con una bandera de España a la concentración, acompañado de su pareja, terminó con la cara ensangrentada. El joven corrió varios metros perseguidos por otros contrarios a la cacerolada hasta que uno de ellos le alcanzó y le propinó un puñetazo y finalmente cayó al suelo.

Otros testigos aseguran, sin embargo, haber visto al herido “intentar pegar a tres personas y, a continuación , derribar a un cuarto al suelo propinándole un puñetazo”.

Durante los últimos días, los vecinos de este barrio madrileño se vienen concentrando en la Avenida de Vinateros esquina con Moratalaz. Hoy, un grupo de extrema izquierda, conocido como “Distrito 14”, había hecho una convocatoria a través de las redes sociales para que sus seguidores se concentraran en la zona para reventar la manifestación con el lema “Menos cacerolas y más sanidad”.

“Ayer en Moratalaz se dio una lección de responsabilidad social para con la sanidad pública y las medidas de seguridad sanitaria y contra los fachas y fascistas. ¿Dónde estaban cuando recortaban y privatizaban la sanidad? Las vecinas ganamos la plaza ayer, y hoy volvemos”, avisaron a través de las redes sociales.

La Policía no acudió en un primer momento, aunque sí lo hizo después al comprobar que crecía la tensión.

Algunos de los testigos presenciales aseguraron que estos incidentes ocurren porque “la gente de Iglesias y Errejón no pueden soportar que gente trabajadora de un barrio normal se manifieste contra Sánchez y rompa su discurso de pijos”.