Madrid tendrá en Alcorcón un «hub» de la FP a distancia

Es una de las 30 medidas de reactivación. Habrá cursos sólo para formar a profesores e itinerarios adaptados a cada alumno

Alumnos de FP del IES Clara del Rey
Alumnos de FP del IES Clara del ReyRuben mondeloLa razon

Madrid ha multiplicado por cuatro la matriculación de alumnos en FP precisamente por la explosión de ciclos formativos a distancia. Y no sólo eso, se prevé que la tendencia al alza se mantenga. Y más ahora que la crisis derivada de la pandemia nos ha obligado a adaptarnos a la educación telemática. Por eso, la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Educación, tiene previsto abrir el curso que viene un centro específico que sera referencia de las enseñanza de FP a distancia, no sólo en Madrid, sino en toda España.

«Será el centro neurálgico, el “Hub” de la oferta formativa, recursos metodológicos y servicios de diseño y desarrollo de materiales didácticos online y multimedia y servicios de apoyo a esta modalidad de Formación Profesional», explica José María Rodríguez, director general de Educación Secundaria, FP y Régimen Especial de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid. De hecho, su puesta en marcha es una de las 30 medidas del Plan de Reactivación del Gobierno regional para salir de la crisis sanitaria.

El centro entraría en funcionamiento a partir de septiembre y tendría su sede en el antiguo IES «Ignacio Ellacuría», de Alcorcón. La inversión prevista ronda el medio millón de euros para adaptar las instalaciones y dotarlas de equipamiento suficiente para su puesta en funcionamiento. El primer curso académico dispondrá de un total de 28 profesores.

El centro de referencia de FP a distancia «potenciará un modelo de enseñanza basado en la personalización y el acompañamiento y potenciará la inclusión social al favorecer que los ciudadanos puedan hacer compatible sus puestos de trabajo o situaciones personales con recibir una FP de calidad», añade Rodríguez.

La idea es que este centro esté a la vanguardia de la educación y se integre en redes educativas, o desarrolle partnerships a nivel europeo. De hecho, contará con un departamento de diseño y desarrollo online y multimedia dedicado exclusivamente a la creación de materiales didácticos innovadores.

El centro contará con un servicio de orientación profesional, antes de que un alumno se matricule, y después de que haya realizado un curso online. Además, enseñará técnicas de estudio, hará labores de asesoramiento a sus matriculados e incluso diseñará itinerarios personalizados acorde con las circunstancias del alumno o con sus perspectivas profesionales.

Para empezar, la idea es que oferte todos los cursos oficiales, aunque «también se hará una oferta modular y flexible adecuada a las condiciones de acceso del estudiante», asegura el responsable de FP de la Comunidad de Madrid. Además, el centro gestionará la formación en los centros de trabajo (FCT) o prácticas en empresas, con las que firmará convenios e incluso pretende crear aulas profesionales de emprendimiento a distancia o becas Erasmus +, entre otras iniciativas.

La oferta se completará con cursos de formación de docentes para impartir clases a distancia. Se trataría de desarrollar cursos específicos para que la manera de enseñar de los docentes a distancia mejorase. La formación se complementaría con desarrollo y apoyo TIC, mantenimiento de infraestructuras y de software para impartir gestionar cursos, servicio de desarrollo de contenidos multimedia, como creación de contenidos con realidad virtual, aumentada, animación 3D, laboratorios remotos para la enseñanza de FP más tecnológicas. Incluso habrá un servicio de apoyo al estudiante y de prevención de abandono. De hecho, el objetivo es hacer un seguimiento individualizado a cada alumno empleando técnicas del coaching.

Una formación con más de 100.000 alumnos
España tiene entre sus desafíos atraer a estudiantes hacia la Formación Profesional, ya que sólo el 50% de la población española está titulada con una formación profesionalizante. En la Comunidad de Madrid, por primera vez, este año se ha superado el umbral de los 100.000 alumnos, según los datos de los que dispone la Consejería de Edeucación, lo que supone un crecimiento del 6,5% . El dato viene a confirmarel interés creciente que generan este tipo de estudios que, en los últimos cuatro años han tenido un crecimiento del 47%, por su alta inserción laboral.