Madrid dice que “es imposible” crear “grupos burbuja” en los colegios y guardar la distancia de 1,5 metros

"Nuestros centros han trabajado durante décadas con otros parámetros que ahora en dos meses es imposible reconvertir", dice el consejero de Educación

08/06/20 Madrid. Sanchinarro
Regreso escalonado a clases en colegios. En el colegio Valdefuentes en Sanchinarro, acuden los alumnos de 2¼ de Bachillerato que se preparan para la EVAU.
@ Cipriano Pastrano
Alumnos del centro Valdefuentes en SanchinarroCipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

La Comunidad de Madrid está estudiando centro por centro cómo aplicar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre alumnos, que se exige por decreto, o los “grupos de convivencia estable” o “grupos burbuja” de no más de 20 alumnos, como pedía la ministra de Educación, Isabel Celaá, como medida preventiva, y la conclusión es que “desgraciadamente es misión imposible, nuestros centros educativos han trabajado durante décadas con otros parámetros que ahora en dos meses es imposible reconvertir”, según ha explicado en la Asamblea de Madrid el consejero de Educación, Enrique Ossorio.

El consejero daba cuentas de la aplicación de las medidas adoptadas por el Gobierno central en todos los centros educativos de cara al próximo curso escolar 2020/21, tales como la distancia de seguridad entre los alumnos en las aulas, los grupos estables o el uso de mascarillas. Y mostraba su descontento por las rectificaciones continuas del Departamento que dirige Isabel Celaá en relación a los “grupos burbuja”. “el Ejecutivo ha vuelto a rectificar y dice ahora que las comunidades autónomas podrán fijar el número de alumnos de esos grupos estables, en la línea de lo que propuso la Comunidad de Madrid”.

Durante su intervención tras una pregunta parlamentaria en la Asamblea de Madrid, Ossorio ha informado de que el Ejecutivo madrileño estudia “el enésimo cambio de opinión del Gobierno”, y trabaja en cuatro posibles escenarios para el comienzo del curso escolar que se adaptarían a la evolución de la crisis sanitaria. En primer lugar el Ejecutivo estudia, centro por centro, la aplicación de la distancia de seguridad establecida por Gobierno de España y los grupos estables de convivencia.

El segundo escenario implicaría la alternancia de la actividad presencial y online, mientras que en el tercero “nos enfrentaríamos a la peor de las situaciones, que la pandemia nos obligue a la vuelta al confinamiento, con la actividad presencial suspendida”. Por último, la cuarta alternativa -y más favorable- conllevaría la adopción de medidas de seguridad sanitarias básicas (geles, lavado de manos, mascarillas en algunos casos como en la ruta escolar).