El PSOE hace campaña por la “ley Celaá” en la Asamblea

Gabilondo exige que el dinero para la educación en Madrid vaya para la pública y Ayuso le reprocha que su partido tramite la ley de educación "por la puerta de atrás"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la Asamblea
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la AsambleaRuben mondelo .La razon .

El PSOE está dispuesto a dar la batalla por la educación en todas las instancias ahora que se tramita la “ley Celaá” en el Congreso y hoy ha llevado la bandera de la defensa de la educación pública al pleno de la Asamblea de Madrid. Lo hizo ahora que en los pactos de reconstrucción del Congreso se quiere excluir de las ayudas a la concertada para que toda la inversión en educación vaya solo a la pública. La bandera la ha ondeado el portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid y ex ministro de Educación, Ángel Gabilondo. No quiso entrar en polémicas sobre discrepancias entre PSOE y PP sobre modelos educativos, así que entró de lleno en la cuestión económica y reprochó a la presidencia regional, Isabel Díaz Ayuso su “desconsideración hacia lo público”, que la inversión en educación “sea llamativamente baja en una comunidad autónoma con semejante producto interior bruto” y acabó exigiendo más dinero para la pública con el argumento de que “no habrá verdadera libertad de elección mientras la educación pública esté infrafinanciada”. Pidió que se gestionen los recursos que dará el Gobierno a la educación según la comunidad autónoma, pero también exigió recursos extra para la educación por parte del Gobierno de Díaz Ayuso.

La presidenta regional afeó a Gabilondo por el hecho de que “en un momento crucial como en el que nos encontramos para la historia de España, ahora mismo se esté tramitando por la puerta de atrás la “Ley Celaá” y ustedes estén acusando con el dedo a la concertada, a la privada y a la educación especial. Creo en un sistema en el que todos los modelos educativos tienen que ser compatibles”. Ayuso defendió que uno de cada cuatro euros están destinados a la educación y reprochó a los socialistas que exijan consensos “cuando el PSOE jamás ha apoyado una ley de educación basándose en el consenso con los demás”.

Ayuso defendió que para que haya libertad educativa “tiene que haber mérito y esfuerzo, el verdadero ascensor social para la igualdad; no se debe regalar aprobados ni igualar a la baja, como ustedes pretenden”, dijo en referencia a la ley educativa que se tramita ahora en el Congreso. Y acusó a Gabilondo de “no respetar ni la educación especial ni la concertada, que ya la ponen en su punto de mira”. Ayuso defendió reformas en el sistema educativo “en otro sentido” porque, “estudiamos todos los años la revolución rusa y la revolución francesa pero dígamen cuando les explicamos a nuestros alumnos la historia de España en América, si no estamos ni siquiera trasladándoles a nuestros alumnos calidad, esfuerzo, mérito y el sentido de la nación de ser español”.