El Gobierno de coalición Ayuso-Aguado se consolida: «Es más lo que nos une»

El respaldo a los consejeros aleja un posible cambio del equipo de Gobierno a la vuelta del verano y se compromete a no subir impuestos, pese a la crisis. El vicepresidente, «satisfecho por haber hecho presidenta a Ayuso»

Ayuso y Aguado hacen balance del primer año de Gobierno
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz, Ignacio AguadoEduardo Parra Europa Press

Después de un año convulso de riadas, fuegos que apagar a nivel interno, tanto en el gobierno inédito de coalición entre PP y Cs, como en algunos municipios de Madrid, y de una crisis sanitaria sin precedentes, el Gobierno entre Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado sigue adelante porque “es más lo que nos une que lo que nos separa”. Y más ahora que la pandemia “nos obliga a trabajar juntos con el Gobierno central, los ayuntamientos y demás comunidades autónomas”, ha dicho la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en un acto en la Real Casa de Correos, sede de la comunidad de Madrid, en el que se ha conmemorado la firma de las 155 medidas del acuerdo de gobierno entre PP y Cs.

Díaz Ayuso e Ignacio Aguado parecieron haber dejado a un lado sus discrepancias por esta vez y ofrecieron una imagen de unidad cuando “se hace necesario revalidar ante los madrileños un acuerdo que ofrezca confianza, la serenidad y la garantía de futuro que seguiremos escribiendo juntos”. Eso sí, cada uno hizo su discurso desde su respectivo atril.

Ayuso alertó de que la Comunidad se enfrenta ahora a una grave crisis económica con una previsión de una caída en el PIB estimada en el 12,7%, que se traduce en 300.000 millones de euros y unas “consecuencias devastadoras en el mercado laboral”. Por eso, el objetivo ahora es la recuperación económica. Dibujó un panorama político nacional en el que “hay demasiados partidos políticos que han dejado de querer a España” y alertó de la “ofensiva contra la monarquía” que estamos viviendo y el “intento de algunos de imponer su modelo de estado (…) Es una gran deslealtad utilizar el miedo y la preocupación para cambiar su país por la puerta de atrás”, dijo. Por eso ratificó su lealtad a Su Majestad el Rey.

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, se mostró “orgulloso del desempeño” del gobierno de coalición que “se ponía en marcha hace un año sin un manual de instrucciones” y tuvo palabras de elogio públicamente para su socia de Gobierno: “Estoy satisfecho de haberla hecho presidenta y de que esté liderando el Consejo de Gobierno”, dijo tras ensalzar su labor durante la pandemia. Después, fue agradeciendo uno por uno la labor de los consejeros deteniéndose, especialmente, en el de Sanidad y el de Políticas Sociales, los que han tenido una situación más complicada durante la pandemia y a la vez han estado más cuestionados, y para los que hubo aplausos durante el acto. De hecho, Aguado expresó, una vez más, el respaldo del Gobierno al consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero (Cs). El gesto alejó la idea de quienes piensan que a la vuelta del verano puede haber una remodelación del Gobierno Ayuso-Aguado.

Pese a la pandemia, el Gobierno de coalición ya tiene cumplidos o en trámite el 78% de las 155 medidas de su acuerdo de Gobierno, según ha informado la Comunidad de Madrid. Se han puesto en marcha 665 actuaciones de las que más de la mitad se encuentran finalizadas o en curso. Todas las medidas se complementan con las plasmadas en el Plan de Reactivación por el Covid-19.

Pese a la crisis que se avecina, el Gobierno regional ha garantizado que continuará con su política de bajada de impuestos y ha reiterado la necesidad de un nuevo sistema de financiación.

El “matrimonio” político PP y Cs renovó su compromiso de unidad al frente de la Comunidad de Madrid con la firma de un decálogo en el que se comprometen a fortalecer y respetar el pacto de gobierno, recuperar la economía y la creación de empleo, a rechazar iniciativas que supongan un incremento de la presión fiscal, a impulsar la colaboración público-privada, a reforzar el sistema sanitario y a trabajar en un pacto local, entre otras medidas.