Desarticulado en Madrid un grupo de “butroneros” que actuaban en toda España

Contaban con especialistas para desactivar los sistemas de alarma y acceder a las cajas fuertes

Sucesos.- Detenida en Pamplona por presuntas amenazas con un cuchillo a uno de sus compañeros de piso
Vehículo de la Policía Nacional POLICÍA NACIONAL DE NAVARRA

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra han detenido en Madrid a cinco miembros de un grupo itinerante de butroneros especializados en robos con fuerza en empresas y joyerías.  Uno de los detenidos se hacía pasar por técnico de una conocida compañía telefónica y, equipado con uniforme y acreditación que parecían reales, conseguía información sobre los sistemas de alarma, la ubicación de volumétricos y la localización de cajas fuertes.

Las investigaciones comenzaron al cometerse un robo en la localidad barcelonesa de Gavá, de donde sustrajeron un total de 5.193 relojes valorados en 1.368.619 euros. Los primeros pasos en la investigación permitieron identificar a una parte de los posibles autores, los cuales formaban parte de un grupo criminal asentado en Madrid.

Con estos datos, los agentes de ambos cuerpos policiales acordaron continuar las investigaciones de manera conjunta con el objetivo de aunar esfuerzos y lograr el total esclarecimiento de los hechos y la plena desarticulación del grupo.

En un primer momento, realizaban la entrada al establecimiento mediante butrón o fractura de las cerraduras y puertas de acceso. Posteriormente, vulneraban y saboteaban los sistemas de seguridad y de alarma con el propósito de, una vez inutilizados, proceder a la apertura de las cajas fuertes que existen en las empresas, despachos mercantiles y joyerías. Lo hacían con un equipo oxicorte y así sustraían los efectos y el dinero que se encontrase en su interior.

A medida que la investigación avanzaba, se averiguó que planificaban un robo con fuerza en el establecimiento de una empresa dedicada al comercio del oro, situada en Madrid. A través de un local colindante que carecía de actividad, se estaba practicando un butrón para poder acceder a la empresa y, una vez en el lugar, proceder a violentar la caja fuerte y sustraer todo su contenido.

Tras el establecimiento de un dispositivo de vigilancia permanente durante todo el fin de semana, se logró la total y plena identificación de los integrantes que conformaban el grupo criminal y se detuvo a sus cinco integrantes.

Estos individuos no tienen ninguna profesión u oficio, siendo los botines que consiguen en los robos su único y exclusivo medio de vida, para lo cual han adquirido amplios conocimientos. Poseían, para ello, herramientas, útiles, ganzúas y dispositivos electrónicos de los más sofisticados del mercado, pese a que muchos de ellos tienen prohibida la venta a personas no autorizadas.

Los detenidos acumulan un total de 93 antecedentes, la mayoría de ellos por delitos contra el patrimonio. En esta operación, los agentes les han intervenido un total de 34.180 euros, diversas placas de matrícula de vehículos, una mochila con un uniforme de una conocida compañía de telefonía junto a una acreditación de la propia compañía con datos de filiación ficticios, diversas herramientas para la comisión de los delitos, dos relojes y un vehículo.