El Gregorio Marañón, primer gran hospital público al que AENOR certifica sus protocolos frente al Covid-19

Avala sus actuaciones en salud laboral, higiene y limpieza, medidas organizativas y de protección, gestión de la crisis, formación y comunicación

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha obtenido el Certificado AENOR de Protocolos frente a la Covid-19, tras superar la auditoría realizada por los expertos durante este mes julio. Es un aval al compromiso del Marañón con la aplicación de las mejores medidas y recomendaciones frente al coronavirus, para garantizar la seguridad de pacientes, usuarios y profesionales. Es el primer gran hospital público de España en obtener este certificado, que se ha logrado, según destacan desde el centro sanitario, gracias al trabajo y al esfuerzo de todos sus profesionales en su afán por mejorar e innovar en la lucha contra el Covid-19.

La certificación avala, a través de un reconocimiento externo y acreditado, el trabajo del Gregorio Marañón en la atención y organización de la asistencia a los pacientes con esta enfermedad. AENOR ha desarrollado una metodología basada en las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, y en la revisión de los protocolos propios desarrollados por el hospital, que supone un abordaje completo de la gestión de los riesgos derivados de la Covid-19.

La auditoría de los protocolos implantados por el Hospital Gregorio Marañón en relación con el coronavirus ha revisado y validado aspectos como la gestión de riesgos específicos en el centro sanitario, gestión de la salud laboral, buenas prácticas de higiene y limpieza, medidas organizativas, medidas de protección, gestión de la crisis, formación y comunicación.

Este reconocimiento implica instaurar una dinámica de mejora continua en la asistencia ofrecida a los pacientes del centro, adecuada en cada momento a la evidencia y a la situación epidemiológica, por ello a lo largo del próximo año se llevarán a cabo auditorías trimestrales para validar este reconocimiento y comprobar cómo el hospital se va adaptando a los cambios en la evolución de la pandemia.