El coronavirus se ceba con el sur de Madrid

Móstoles, Fuenlabrada y Torrejón son, por detrás de Madrid capital, los municipios más afectados. En la residencia de San Martín de la Vega ya son dos los fallecidos y 52 los contagiados

Thumbnail

El reciente brote de la residencia San Marcos, en San Martín de la Vega, confirma una tendencia innegable en lo que se refiere a los rebrotes en la región: el coronavirus está atacando en mayor medida a los municipios del sur. Por número de casos confirmados, Móstoles, con 302, Fuenlabrada, con 171 y Torrejón de Ardoz, con 139, son las localidades con más contagios después de Madrid capital, que contabiliza más de 2.000.

En Móstoles se dio uno de los primeros rebrotes fuera de la capital, concretamente en un establecimiento de ocio, y que saldó entonces con cinco positivos y 11 contactos. Desde el pasado 30 de julio, día en el que entró en vigor la obligatoriedad de llevar máscara en todos los espacios públicos, la Policía local ha interpuesto 104 denuncias en este sentido, así como 27 multas por la celebración de «botellones». Hay que apuntar además que las áreas sanitarias de Felipe II, ambas en la localidad, son en estos momentos las «zonas rojas» del Covid en el sur de la región.

Mientras, en el caso de Fuenlabrada, el principal foco continúa situado en su equipo de fútbol, que suma ya cerca de 30 positivos. En cuanto a Torrejón, el rebrote más importante se registró en una comunidad familiar-religiosa evangélica, donde se constataron 15 positivos y un total de 42 contactos.

La tendencia viene de atrás. Estos tres municipios, junto a Madrid capital, también se erigen como los que mayor volumen de contagios sufrieron en la semana del 27 de junio al 2 de julio. Todo ello mientras los casos positivos no han dejado de aumentar en la región. Según el último informe epidemiológico de la Consejería de Sanidad, publicado ayer, la Comunidad registró en las últimas 24 horas 508 nuevos contagios, hasta sumar un total de 937.

Además, 317 personas requirieron ingreso hospitalario, mientras que 43 precisaron de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Por contra, 36 recibieron el alta hospitalaria.

Dos nuevos fallecidos

En lo que respecta al número de fallecidos, ayer se contabilizaron dos nuevos casos. En total, la Comunidad acumula 9.247 decesos en hospitales desde el inicio de la pandemia, a los que se suman 4.826 en centros sociosanitarios (como residencias), según los datos recopilados por sanidad mortuoria, 935 en domicilios y 29 en otros lugares, como la vía pública.

En cuanto al número de contagios en la región, el saldo acumulado arroja un total de 83.174 positivos confirmados con pruebas PCR desde el comienzo de la crisis sanitaria, mientras que la cifra de ingresados desde el inicio de la pandemia se sitúa en 44.316.

Otra de las lecturas que deja el último informe es que el 30,8 por ciento de los positivos en los últimos 14 días y el 25 por ciento de los últimos 7 días tenían algún factor de riesgo para Covid-19, con una proporción ligeramente mayor en hombres.

Por otro lado, durante las últimas dos semanas se dio una disminución en la media de edad de los casos confirmados, con aumento en la proporción entre las edades de 15 a 49 años y el predominio de los brotes es en el entorno familiar y social. Precisamente, la Comunidad de Madrid lleva alertando en el último mes de que se está dando una relajación de medidas en las franjas más jóvenes de la población.

En total, la Consejería, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha notificado hasta la fecha 30 brotes de coronavirus al Ministerio de Sanidad. Uno de ellos el antes mencionado de la residencia de San Martín de la Vega. El brote contabilizó ayer cinco casos positivos más respecto al día anterior, hasta llegar a los 52 contagios. En cuanto a los fallecidos se elevan a dos, después de registrarse un nuevo deceso.

Según informaron a Ep fuentes de la Consejería de Sanidad, del total de positivos 45 corresponden a residentes y siete son trabajadores del centro. Además, siete infectados han requerido ingreso hospitalario mientras que los restantes 38 casos son asintomáticos.

Familiares de varios de los residentes aseguraron ayer que el centro cumplía todas las medidas de seguridad, motivo por el cual desconocían cómo se podría haber originado el contagio. Sin embargo, sí que criticaron el hecho de que estén siendo derivados a otros centros. Durante los últimos dos días se procedido al traslado de los 25 ancianos que dieron negativo en coronavirus a centros de Valdemoro y Ciempozuelos, mientras que el Consistorio de la localidad ha demandado a la Comunidad de Madrid un rastreador específico para hacer el seguimiento de los contactos de las personas infectadas.

«Están aquí 15 días encerrados, van a otra residencia otros 15, luego vuelven a aquí otros 15 y al final van a terminar con la cabeza hecha polvo. Nosotros preferimos llevárnosla a casa. Nos tienen que decir el protocolo a seguir y en principio parece que no habrá ningún problema», aseguraba Amparo, hija de una residente.

El 37% de los casos, asintomáticos

El 37,1 por ciento de los 11.471 casos confirmados de Covid-19 en la Comunidad de Madrid desde el 11 de mayo al 2 de agosto fueron asintomáticos (4.260), aunque la proporción ha disminuido notablemente en las últimas dos semanas. Según el último informe epidemiológico de la Comunidad de Madrid, en los últimos 14 días analizados, el porcentaje de positivos asintomáticos era del 19,4 por ciento y en la última semana bajaba aún más, al descender al 7,6 por ciento.