Ayuntamiento de Madrid y Delegación del Gobierno se enzarzan por la manifestación antimascarillas

El regidor ha calificado de “lamentable” la manifestación

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha cargado este lunes contra la Delegación del Gobierno en Madrid por “indignarse” ante la falta de mascarillas en una marcha que clamaba en contra de esta medida de protección, pues era su competencia haberla evitado.

“Si se cometieron ayer infracciones hay que perseguirlas pero que no se haga el indignado, porque obviamente cuando se convoca una concentración contra el uso de mascarillas lo más probable es que no se usen mascarillas”, ha afirmado este lunes el regidor madrileño ante los periodistas tras visitar unas obras.

El alcalde de Madrid ve “razonable” que se vayan a establecer sanciones, aunque le parecen “pocos” los 30 expedientes de sanción abiertos ayer durante la concentración en Colón, que congregó a entre 2.500 y 3.000 personas.

Además, ha explicado que la Policía Municipal, no competente en el control del orden público, se limitó a controlar el tráfico en las inmediaciones, tal y como le solicitó Delegación. "Hicimos lo que se nos pidió", ha reiterado.

El regidor ha calificado de “lamentable” la manifestación. “Negar la eficacia de las mascarillas es un ejercicio de irresponsabilidad total y absoluto”, ha señalado el primer edil, que pide a los manifestantes que miren en su entorno porque seguro que “habrá gente que ha sufrido desgraciadamente las consecuencias de esta enfermedad”.

Es innegable, ha agregado Martínez-Almeida, el “sufrimiento inenarrable” a causa de la pandemia, que no ha sido vencida, pues el número de infectados crece día tras día.

“Llevar mascarilla es fundamental, cometen una equivocación”, ha reiterado, argumentando que aunque la “discrepancia” sobre su obligatoriedad puede ser “legítima” es “una irresponsabilidad” negar su eficacia y hacer un llamamiento público para que no se use.

José Manuel Franco no ha tardado en responder y le ha pedido al alcalde de la capital que “primero se informe” de lo que indicaban los organizadores de la manifestación en la convocatoria de este domingo en Colón porque “es muy fácil hablar a toro pasado”. Así lo ha trasladado Franco en declaraciones a ‘Telemadrid’, recogidas por Europa Press, al conocer la valoración del regidor de la actuación de la Delegación sobre la manifestación. Además, el delegado ha insistido en que no constaba ningún tipo de reivindicación acerca de las mascarillas en la convocatoria que recibieron en la que estos indicaron que reunirían “a más de 20 personas”. Además, ha señalado que la Delegación les exigió el uso de mascarillas y mantener la distancia de seguridad durante todo el desarrollo de la movilización.

Por otra parte, ha destacado la actuación policial que impidió que los participantes en la movilización invadieran la Castellana perimetrando la Plaza de Colón para evitar que estos se dispersaran. Sobre las sanciones, ha avanzado que se darán a conocer en los próximos días porque “incluso estas personas irresponsables tienen derecho a que se les instruya un expediente sancionador”. También ha aclarado que no solo se sancionará a los organizadores, sino que la Policía Nacional procedió a la identificación de personas y, además, “se abrirá una investigación para identificar a más personas”.