Cuatro ladrones que usaban la técnica del “hilo invisible” detenidos en Madrid

Los vecinos alertaron al escuchar ruidos en la vivienda sabiendo que los propietarios no estaban. La Policía Nacional detuvo a los cuatro asaltantes en el interior de la casa

El pasado martes, en el distrito de San Blas, la Policía Nacional detuvo a los cuatro integrantes de una banda que estaban robando robando en el interior de un domicilio después de forzar su cerradura. Según informa la Policía, los agentes fueron alertados por los vecinos, que escucharon ruidos en la vivienda, y sabiendo que los dueños no estaban, alertaron a la Policía. Los agentes acudieron a la vivienda donde escucharon susurros al otro lado de la puerta y justo en el momento en el que llamaron al timbre, los presuntos autores se callaron y apagaron las luces. Después de varios minutos insistiendo sin obtener respuesta alguna, comprobaron desde una vivienda contigua que en el interior había cuatro varones y todos los armarios revueltos. Por tal motivo accedieron al domicilio sorprendiéndolos y procediendo a su arresto.

Hilo invisible

Instantes después de la detención localizaron en el patio interior diverso material y herramientas utilizados habitualmente para la comisión de robos en domicilios como 12 ganzúas de diverso tamaño, llaves y dos linternas. El conserje del edificio, tras hacer una requisa del mismo, alertó a los policías de que había encontrado en varias viviendas pequeños filamentos de pegamento que unían el marco con la puerta. Esta técnica es casi imperceptible y señala a los ladrones que la vivienda está vacía ya que en caso de que hubiese alguien y hubiesen abierto la puerta, el hilo de pegamento se habría roto por lo que son señales muy difíciles de detectar.