Un segundo centro en la capital para hacer tests a los profesores

La Comunidad pide disculpas por las colas registradas en el primer día de las pruebas serológicas. Reforzará con más puestos los otros centros habilitados

El número 106 de la calle Francos Rodríguez presentaba ayer a las 9:00 horas una estampa inédita en la capital desde hace varios meses: larguísimas colas en las que la distancia interpersonal de seguridad era imposible. Allí se encuentra el IES Virgen de la Paloma, uno de los centros en los que se están realizando las pruebas del Covid al personal de administración y servicios de los centros educativos públicos y concertados de la región. Concretamente, en dicho instituto estaban convocados los docentes de Madrid capital. Sin embargo, la aglomeración obligó a la Consejería de Educación a cancelar las pruebas.

Carmen Gavela, profesora de un colegio público de Vallecas, estuvo presente en las colas de Francos Rodríguez. En conversación con LA RAZÓN, explica que se puso de acuerdo con varios profesores del claustro para ir juntos en coche desde Vallecas. «Las colas eran inmensas. ¿Cómo íbamos a guardar la distancia de seguridad? Han sido más de dos horas esperando», describe la profesora, que finalmente sí se pudo realizar el test.

En declaraciones a Telemadrid, el consejero madrileño de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, achacó las aglomeraciones de ayer a que «muchos de ellos se presentaron antes de su hora» o «acudieron sin ser citados». Así, aseguró que acudieron a la cita «muchísimas más personas de las 10.000 que estaban convocadas», lo que desbordó el dispositivo. Sea como fuere, los tests fueron suspendidos media hora antes de la finalización de las pruebas. Aquellos que no han pasado por ellas ya han sido convocados para el viernes.

16.000 pruebas en un día

En total, la Comunidad de Madrid realizó ayer más de 16.000 pruebas de Covid-19, 9.000 de las cuales se llevaron a cabo en el IES Virgen de la Paloma. En los otros cinco puntos de la región habilitados para la realización de las pruebas, la jornada se desarrolló con normalidad, salvo «momentos puntuales de mayor afluencia de asistentes» en Leganés y Alcalá de Henares. En la zona Sur, se contabilizaron 3.310 test; en el Este, 1.500; en el Norte, cerca de 1.000 y en el Oeste, 1.500.

Por su parte, Enrique Ossorio anunció una reorganización y refuerzo del operativo. Así, se habilitará un centro más en Madrid capital: el IES Ramiro de Maeztu, que contará con 20 equipos médicos adicionales.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, aseguraba ayer a través de Twitter que «de los 6 edificios habilitados para la prueba, a pesar de todo el esfuerzo, hubo problemas en uno. Por ello quiero pedir disculpas».

El Gobierno regional además reforzará con más puestos los otros centros habilitados en la Comunidad para estas pruebas: el IES Virgen de la Paloma en Madrid capital, el IES María Zambrano (Leganés), el IES Antonio Machado (Alcalá de Henares), el IES Diego Velázquez (Torrelodones) y el Centro Territorial de Innovación e Información de San Sebastián de los Reyes.

Además, en el Instituto de Formación Integral en Seguridad y Emergencias de la Comunidad (Ifise) se están realizando pruebas a 1.327 profesionales de las escuelas infantiles de gestión directa de la Comunidad. Ayer se hicieron ya alrededor de 900.

Ossorio recordó que las pruebas para el personal de Educación Infantil acabarán el jueves, a tiempo para el arranque del curso del primer ciclo de esta etapa educativa, el 4 de septiembre.También pidió a los docentes y personal convocados que «respeten los horarios establecidos» para las pruebas, para las que han solicitado la colaboración de los ayuntamientos y de Protección Civil con el objetivo de mantener la distancia de seguridad.