La asistenta okupa de Leganés abandona la vivienda de madrugada

En marzo se encontró con la anciana fallecida, llamó al seguro de decesos para hacerse beneficiaria del mismo y decidió por su cuenta la incineración del cadáver

La mujer que llevaba ocupando seis meses la vivienda de Pilar, una anciana fallecida por Covid-19 a la que asistía en las labores del hogar en Leganés, ha abandonado la vivienda de madrugada, según ha informado en redes sociales la empresa contratada por la hija de la difunta para forzar el desalojo.

A pesar de que Juan José, el yerno de la fallecida, anunció este jueves que había alcanzado un acuerdo con la okupa, de origen peruano, para que saliera de la vivienda el próximo lunes, el desalojo se la vivienda se ha adelantado a las 2 de la madrugada de este viernes. “Esta noche hemos vuelto a hacer justicia. Rosa, la famosa cuidadora de Leganés, ya está en la calle”, ha anunciado la empresa especializada en expulsar a los okupas de las viviendas usurpadas en su cuenta de Facebook.

El yerno de la fallecida había señalado que el acuerdo para la salida de la mujer se produjo tras “una discusión muy fuerte” con el abogado de la okupa, que había pedido a los familiares de la difunta que retiraran las denuncias interpuestas contra su cliente por haber decidido incinerar a la mujer a la que asistía a domicilio durante dos horas diarias.

La ocupación de la vivienda se remonta al pasado mes de marzo, cuando la asistenta se encontró con la anciana fallecida, llamó al seguro de decesos para hacerse beneficiaria del mismo, informó de que la mujer no tenía familia y decidió por su cuenta la incineración del cadáver, según explicaron a Efe familiares de la anciana. Rosana, hija de la fallecida, aseguró esta semana que, días antes de la muerte de su madre, la asistenta había cambiado la titularidad de los suministros y dijo que había llegado a pedirles 15.000 euros por abandonar una vivienda que no era suya.