La Policía desaloja un local de la Gran Vía con 42 personas sin mascarilla y fumando

En el sótano había 37 clientes, cuando el aforo es de 16 personas. Fueron propuestos para sanción los que no llevaban mascarilla y el dueño por incumplir la normativa de restricciones por el coronavirus

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado un local, ubicado cerca de la Gran Vía, que incumplía el horario establecido por las medidas de seguridad por el coronavirus y en cuyo interior había 42 clientes que no llevaban mascarilla y no respetaban el distanciamiento social. La actuación policial se realizó a las tres de la mañana del pasado 11 de septiembre cuando la Policía Municipal de Madrid recibió un aviso de los vecinos de la zona, en el que advertían que en el local se estaba celebrando una fiesta con música y mucha gente.

Los residentes se quejaron porque la salida de emergencias de este establecimiento, que ejerce como bar restaurante, es anexa a las puertas del inmueble. Los agentes encontraron el cierre del local bajado y en su interior había 42 clientes más el encargado. Estaban vendiendo consumiciones con un fuerte olor a tabaco. El local tenía dos plantas, la primera con un aforo de 74 personas y en el sótano había 37 clientes, cuando el aforo es de 16 personas. Los policías propusieron para sanción a 36 clientes del establecimiento por no usar la mascarilla y no respetar las medidas de seguridad.

También fue denunciado el dueño del establecimiento por incumplir la normativa de restricciones por el coronavirus y por infringir la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR).