Blindaje anti-botellón de los parques y zonas de ocio en Majadahonda

Este dispositivo coincide con los días en los que se deberían estar celebrando las fiestas patronales

Si algo ha quedado demostrado durante los meses que han seguido al fin del estado de alarma motivado por la epidemia del coronavirus es que los botellones son uno de los principales focos de riesgo para la transmisión de esta enfermedad. Con el objetivo de limitar este tipo de concentraciones, la Policía Local de Majadahonda ha decidido blindar parques y zonas de ocio para evitar el consumo de alcohol en la calle. El dispositivo de seguridad, anunciado por el alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz, ha arrancado este fin de semana, coincidiendo con la fecha en la que deberían haber arrancado las fiestas patronales en honor del Santísimo Cristo de los Remedios. Álvarez Ustarroz, que recorrió algunas de las zonas de actuación acompañado del concejal de Seguridad, Luis Blanco, avanzó que este plan especial de blindaje de los parques y de las zonas de ocio se mantendrá hasta el próximo día 20 de septiembre y tiene también como objetivo «prevenir los conocidos botellones y evitar así ruidos, molestias y posibles alteraciones del orden público».

En el dispositivo participará una treintena de agentes locales y apoyo de la Guardia Civil, se centrará en tres zonas de actuación que comprenderán lugares de encuentro y ocio, parques y puntos estratégicos de conexión de transporte. El horario de actuación se centrará en la tarde, en la noche y en la madrugada, momentos en los que se realizan con mayor frecuencia este tipo de actividades.

Este plan da continuidad al refuerzo que el equipo de Gobierno ya había activado durante los meses de verano. En agosto, la Policía Local y el Ayuntamiento de Majadahonda reforzaron la actuación anti-botellón en la ciudad. A través de este dispositivo de seguridad, el consistorio actuó y registró un notable incremento en este tipo de actuaciones. En concreto, durante los meses de junio y julio el número de actas por consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública ha aumentado más de un 270% con respecto a esos mismos meses del año pasado. En total, 78 actas en el periodo comprendido entre el 1 de junio y finales de julio en hasta 20 localizaciones distintas del municipio.

En esos siete primeros meses de 2020 se superó el número de multas impuestas por botellón en todo 2019. Además, tal y como informó el propio ayuntamiento, las intervenciones de la Policía Local por ruidos o molestias se incrementaron casi un 50% con respecto a los primeros siete meses del pasado año.

El alcalde Álvarez Ustarroz ha defendido en numerosas ocasiones desde entonces la actuación de la Policía Local de la ciudad. También ha reiterado su petición de «responsabilidad» a los vecinos para evitar este tipo de actos que «nos ponen en riesgo a todos». Desde el Gobierno municipal de Majadahonda hacen hincapié en el «esfuerzo especial» que está haciendo la Policía de Majadahonda, pero recordando que «el esfuerzo también lo tenemos que hacer cada uno de nosotros» para seguir en la lucha frente al coronavirus, hasta que se dé por terminada la batalla contra el virus mediante el descubrimiento de una vacuna efectiva.