Las cotorras ganan tiempo: su eliminación se retrasa a la primavera de 2021

El Ayuntamiento, obligado por los tribunales, deberá publicar una nueva convocatoria del contrato para que las empresas de lucha contra plagas puedan concurrir

El plan para la captura de cotorras argentinas en Madrid se ha aplazado hasta primavera -estaba previsto para este octubre- porque el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad Madrid entiende que las empresas de luchas contra plagas pueden concurrir por el objeto del proyecto mientras que el Ayuntamiento no lo consideraba plaga, sino “un problema de daño a la biodiversidad”. Fuentes municipales han explicado que este Tribunal considera que los pliegos de cláusulas administrativas particulares y de prescripciones técnicas del expediente de contratación deben incluir el código CPV 90922000-6 Servicios de control de plagas, “debiendo retrotraer las actuaciones y publicar nuevamente la convocatoria”. Las cotorras ganan así tiempo en la aplicación de un plan que pretende una disminución de esta especie invasora se pasará de 13.000 ejemplares a 1.300. Se sacrificará al 90 por ciento de los ejemplares según el método que establezca la empresa adjudicataria y la Comunidad de Madrid, que es “la autoridad competente”, siempre “de acuerdo a la ley de protección animal”. Esta reducción se llevará a cabo mediante labores de captura de cotorras, el control de sus puestas, así como otras acciones como el apeo de nidos y retirada de restos, control biológico y veterinario, gestión de individuos capturados