Nuevo robo asociado a los “menas” de Casa de Campo: un joven, detenido por un policía fuera de servicio

De origen argelino y con antecedentes, había robado a una mujer en el Metro

Los robos y hurtos en Casa de Campo no cesan, ni siquiera en un momento en el que la capital tiene que afrontar nuevas restricciones ante el aumento de contagios. En esta ocasión, un joven de origen argelino y residente en el antiguo albergue Richard Schirrmann, ahora centro de acogida para menores extranjeros ("menas) fue detenido esta semana por un hurto. Concretamente, por el robo a una mujer dentro de las instalaciones de la parada de Metro de Alto de Extremadura, a la que tomó su teléfono móvil con violencia.

Se da la circunstancia de que, a los pocos momentos de perpetrarse el delito, el joven fue detenido por un agente de la Policía Municipal que se encontraba fuera de servicio. “Gracias a la colaboración ciudadana y a la rápida intervención de un agente de la Unidad de Apoyo a la Seguridad libre de servicio, se logró detener a un menor que acababa de robar por la fuerza el móvil a una señora en el metro Alto de Extremadura”, podía leerse en un tuit compartido por el Cuerpo Madrileño.

A este suceso se une el adelantado esta semana pasada por LA RAZÓN: dos menores residentes del centro amenazaron con violar y matar a una de las trabajadoras e hirieron a otra compañera y a uno de los vigilantes de seguridad que les redujo. Finalmente, ambos fueron detenidos.