Vuelta al cole: Madrid valora aparcar asignaturas que no son “fundamentales”

Díaz Ayuso plantea a Sánchez esta opción “hasta que tengamos que dejar de estar desdoblando aulas” y una legislación contra el absentismo porque “no sabemos qué hacer”

Se trata de estudiar lo esencial en un curso atípico. Por eso la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha planteado que algunas asignaturas que no son “fundamentales” se aparquen para impartirlas en otro momento de la vida académica de los alumnos. «Tenemos que adaptar el currículo, porque hay asignaturas que son irrenunciables y, ahora que vamos a reducir los tiempos escolares, a lo mejor hay materias que podemos dejarlas aparcadas hasta que tengamos que dejar de estar desdoblando aulas», dijo al término de su reunión con Pedro Sánchez, ayer, como una de las cuestiones que estuvieron encima de la mesa. Y es que los profesores son conscientes de que no podrán impartir todo el temario este curso académico entre cuarentenas de alumnos y docentes y habida cuenta de que casi la mitad del temario en algunos cursos de la ESO y Bachillerato se va a impartir a distancia. De hecho, el Ministerio de Educación ya ha dejado en manos de los centros las adaptaciones curriculares de las materias para centrarse en contenidos básicos para reforzarlos o bien para reducirlos.

Sin embargo, lo que plantea Díaz Ayuso es que unas asignaturas queden aparcadas temporalmente en beneficio de otras. Por ejemplo, la asignatura de Música, podría ser una de ellas en favor de otras troncales, como Lengua o Matemáticas, una idea que ya barajaron las comunidades autónomas al principio de la pandemia y que ninguna ha aplicado. Y es que la petición de Ayuso precisaría de una modificación legal a nivel estatal, de ahí que lo planteara en su encuentro con Pedro Sánchez. En esta misma línea, también pidió una normativa común contra el absentismo escolar “porque no sabemos qué hacer”

Manual de ayuda a las familias

Mientras, el Gobierno de Díaz Ayuso ha enviado un manual de ayuda a las familias de cara al comienzo del curso académico de tal manera que se creen entornos escolares saludables y minimizar el riesgo de transmisión del virus. El manual recoge información sobre medidas de seguridad e higiene a tener en cuenta (escalonamiento de entradas y salidas, flexibilización de horarios...) y hace especial hincapié en el buen uso de las tecnologías, especialmente en un momento en el que los jóvenes serán especialmente dependientes de ellas.

El documento ha sido remitido vía online y ha sido elaborado de manera conjunta por las consejerías de Sanidad y Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid.

El manual recoge asimismo pautas para los padres para acompañar a sus hijos en su aprendizaje online. Así, por ejemplo, se pide a éstos que estén disponibles para ayudar a sus hijos, que se cree un espacio de trabajo que motive para el estudio, que se establezcan horarios y rutinas o la necesidad de enseñar a los hijos a mantener organizados todos sus materiales «porque eso les ayudará a mantener una mente organizada».

Además, se pide a los padres que se aseguren de que sus hijos asisten a las clases, que sepan ignorar las distracciones y se hace hincapié en el valor de participar.

El documento recoge una guía del alumno para estudiar en casa y hasta recomendaciones para hacer una videoconferencia. También se enseña a las familias a utilizar Roble, el portal de comunicación web de la Comunidad de Madrid, que proporciona información de los centros educativos y su profesorado.

La guía incluye un mensaje de la presidenta madrileña en el que pide «confianza, unidad y perseverancia en el mantenimiento de conductas adecuadas ante la situación excepcional que vivimos. «Tengo plena confianza en la profesionalidad y vocación de los docentes», dice.