Ayuso reponde a Illa: “Las medidas de Madrid son adecuadas”

El viceconsejero de Sanidad dice que “debe haber un espacio de colaboración, no de imposición” del Gobierno y pide criterios homogéneos en el Estado español

Madrid no piensa cambiar su hoja de ruta en la lucha contra el virus. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha salido en defensa de la gestión que está haciendo su gobierno sobre la pandemia con los confinamientos selectivos frente a las recomendaciones de confinamiento total del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y ha hecho hincapié en que las medidas que está tomando su gobierno “son las adecuadas”. “Test masivos, aforos, cuarentenas y el resto, a seguir adelante. Y Barajas...”, ha recordado a través de las redes sociales.

Poco antes, el viceconsejero de Salud Pública y Covid-19, Antonio Zapatero, manifestaba en rueda de prensa no entender por qué ahora el Gobierno quiere tomar medidas diferentes cuando "han pasado cuatro días desde el lunes que se confinaron 37 zonas y no ha ocurrido nada que nos obligue a modificar nuestro correlato de gestión”.

Es más, puntualizó que el pasado martes, en una reunión con la secretaria de Estado de Sanidad, el viceconsejero de Salud Pública ya pidió criterios homogéneos en el Estado español teniendo en cuenta que hay algunas comunidades autónomas, como Navarra, con índice de casos acumulados a día de hoy por encima de 650 y “no se ha tomado ninguna medida ni dado ninguna recomendación a esa comunidad autónoma para que busque el confinamiento perimetral”, ha dicho Zapatero.

También el pasado martes, se analizó un documento para una respuesta coordinada y, revisando las líneas que ha tomado Madrid para una incidencia de casos por mil habitantes, “no hubo ninguna recomendación por parte del Ministerio de Sanidad”.

El viceconsejero detalló que el propio Ministerio valoró como “muy adecuadas” las medidas adoptadas por la Comunidad madrileña y " ahora lo que tenemos que ver la evolución en el tiempo y cómo van estas medidas porque hay que darse un plazo en torno a dos semanas. La situación nos permite seguir con nuestra línea de trabajo y si hay que adoptar alguna otra medida lo haremos en función de los resultados". Es más, apuntó que “hemos de ser muy cautos a la hora de plantear medidas que puedan afectar a todo el estado socioeconómico de la Comunidad de Madrid que a lo mejor se prolongan en el tiempo y puede haber unas repercusiones en el ámbito sanitario francamente graves y casi igual de malas que el propio virus”.

Zapatero defendió que la tasa de infecciones no debe ser el único indicador del que fiarse y que sirva para la toma de decisiones. Madrid toma también como referencia las tendencias de infección controlando los ingresos de UCI en las últimas 24 horas y de ingresos hospitalarios. Por eso defendió que Madrid debe seguir su hoja de ruta.

“Me parece fundamental que vayamos de la mano (del Gobierno), pero un espacio de colaboración no debe ser un espacio de imposición”, dijo en relación al grupo Covid-19 creado entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno central.

Mientras, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, negaba la idea de que compartiera la recomendación del ministro de Sanidad de confinar Madrid. “Es rotundamente falso”, dijo a través de las redes sociales.