Almeida: “Restringir la movilidad no es un confinamiento"

El alcalde de Madrid apela a la responsabilidad ciudadana y garantiza que la capital no volverá a una situación de cierre, pues “urge un equilibrio entre salud y economía”

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado, con claridad, que en caso de que la capital tenga que adoptar restricciones a la movilidad en su totalidad para frenar el aumento de contagios por coronavirus, estas “no supondrían un confinamiento” como el establecido en la primera ola de la pandemia.

“Hay que transmitir que las restricciones en la movilidad no es el confinamiento, y que las medidas de la Comunidad no suponen un confinamiento tal y como lo conocimos los madrileños”, ha expresado el regidor, quien ha puntualizado que “Madrid no se puede permitir un confinamiento así bajo ningún concepto”.

"La situación económica y social exige que se tengan que tomar medidas y buscar un punto de equilibrio”, y ha matizado que “eso no quiere decir que ni se cierre a Madrid ni se confine”, afirmó. El alcalde puntualizó que, obviamente, sin salud no hay economía... “pero hay que buscar un punto de equilibrio”. E insistió que en todo caso, siempre se podrá ir a trabajar o a comprar, aunque tengamos que observar ciertas medidas y horarios con el ocio.

Apeló también a un entendimiento entre el Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid sobre las medidas a adoptar, en esta autonomía y en otras: “Si hay acuerdo que se aplique a quien se tenga que aplicar”, sentenció.