Almeida cede 16 centros para la vacuna de la gripe

El consistorio colabora por primera vez con Sanidad en la campaña, que arranca mañana

La campaña contra la gripe se enfrenta a un otoño inusual, en el que el coronavirus supone un inesperado invitado que amenaza con saturar los servicios sanitarios. Por este motivo, el Ayuntamiento de Madrid participará en la campaña de vacunación contra la gripe destinando los 16 centros municipales de Madrid Salud, así como su Centro de Vacunación Internacional y el Centro de Prevención de Deterioro Cognitivo. Así, serán 18 los puntos que pondrá en marcha el Consistorio a través del organismo Madrid Salud.

Como explica la portavoz municipal y delegada del Área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, la colaboración del Ayuntamiento con la Comunidad de Madrid en la campaña de la gripe se intensificará este año, con el objetivo de «liberar a la atención primaria de los centros de la Comunidad, «sobrecargada en estos momentos por el Covid».

Letalidad casi del 20%

No en vano, la vacunación contra la gripe se considera «prioritaria», ya que va asociada a unos niveles de mortalidad y morbilidad importantes. Se trata de una enfermedad viral que afecta a un elevado número de personas en un corto periodo de tiempo y que ocasiona una infección aguda del aparato respiratorio. Desde el Consistorio recuerdan que la vacunación es el mejor medio para prevenir esta enfermedad, ya que ha demostrado ser segura y eficaz, reduciendo la enfermedad severa y las muertes en personas de edad avanzada, así como en aquellas con enfermedades crónicas.

La campaña antigripal comenzará mañana 14 de octubre y se extenderá hasta el 31 de enero. Las personas que cumplan los criterios establecidos pueden solicitar cita previa en estos 18 centros municipales a través del portal web Madrid.es para ser vacunados en el centro que más les interese. También se podrá solicitar cita previa en el portal web de la Comunidad de Madrid.

En cuanto a los criterios a cumplir, se vacunará contra la gripe a aquellas personas que residan en la ciudad y que cumplan con las condiciones establecidas por la autoridades sanitarias: 60 años de edad o más; ciudadanos de cualquier edad con enfermedades crónicas y con alto riesgo de padecer complicaciones derivadas de la gripe, con especial énfasis en aquellos que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizados en el año anterior –mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación y mujeres durante el puerperio que no se hayan vacunado durante el embarazo–; personal sanitario, cuidadores y demás oficios que puedan transmitir la gripe a personas vulnerables; profesionales de servicios esenciales y personas con exposición laboral directa con aves o cerdos en granjas.

La incidencia acumulada de gripe durante la temporada 2018-2019 estimada en la Comunidad de Madrid fue de 1404,58 casos por 100.000 habitantes. Una cifra menor que la del año anterior. La letalidad fue del 19,5%, con valores superiores en mujeres, mayores de 65 años, casos con antecedentes de riesgo, casos ingresados en UCI y casos producidos por el virus A (H3N2), que fue el predominante. Con todo, la incidencia más alta se observó en menores de 15 años.

La incidencia acumulada fue un 8,8% menor que en la temporada 2017-2018 y un 11,7% mayor que en la temporada 2016-2017. Además, el período epidémico comenzó más tarde –6 y 4 semanas después que en las temporadas 2017-2018 y 2016-2017 respectivamente–.

En líneas generales, sus tasas de ataque clínico pueden oscilar entre el 5% y el 20% en la comunidad y hasta más del 50% en grupos de población cerrados (como residencias y centros escolares). De hecho, la mayor incidencia se observa en niños en edad escolar, con el consiguiente aumento del absentismo escolar, las consultas médicas y el ingreso hospitalario. El mayor riesgo de complicaciones se observa en niños menores de 2 años, adultos mayores de 64 años y personas con antecedentes médicos de riesgo