Madrid restringirá la movilidad por zonas si no hay consenso en el Plan de Sanidad

La Comunidad de Madrid se reafirma en su fórmula de éxito: controlar las áreas básicas de salud donde exista más incidencia del virus

Las medidas de salud pública en la Comunidad de Madrid se van a extremar. El Gobierno regional seguirá restringiendo la movilidad en zonas básicas de salud al término del estado de alarma, el viernes próximo, si para entonces no está aprobado el Plan de Respuesta Temprana ante el Covid, que prepara el Ministerio para consensuar con todas las comunidades.

Así lo han confirmado desde la Consejería de Sanidad madrileña, donde el titular, Enrique Ruiz Escudero, en más de una ocasión, ha afirmado que el borrador del Plan del Ministerio es “francamente mejorable”.

El Consejo Interterritorial de Salud, en el que Gobierno y autonomías coordinan las políticas sanitarias, deberá ratificar en los próximos días la actualización del Plan de Respuesta Temprana ante el Covid-19 aprobado a principios de verano, que prevé establecer cuatro niveles de alerta (riesgo bajo, medio, alto o extremo) para determinar las actuaciones necesarias frente a la pandemia.

“Se entiende que quieran tener criterios para toda España, pero que sean fiables y asociados a la parte asistencial”, apuntan desde la Consejería madrileña.

Ruiz Escudero confirma que la intención de la Comunidad de Madrid siempre ha sido restringir la movilidad de las personas en las zonas con “más alta transmisibilidad del virus” -algo por lo demás, en lo que constantemente ha insistido la presidenta Díaz Ayuso-, y agrega que ahora, siete meses después del comienzo de la pandemia, el Ministerio elabora unos indicadores para su aplicación en todo el Sistema Nacional de Salud.

Sobre del estado de alarma, el consejero asegura que “es un auténtico atropello a las competencias de la Comunidad de Madrid y hasta perjudicial, porque si hay algo que condiciona la transmisibilidad del virus es la movilidad”. Según Ruiz Escudero, como siempre ha afirmado la Comunidad, en la zona básica está más controlada la movilidad, y considera que “no tiene ningún sentido” que las personas se pueden mover por todo el municipio.

Con respecto a Madrid capital -donde está restringida la movilidad junto con otros ocho municipios- el consejero dice que el problema de considerarla como unidad territorial es que al acotar 3,25 millones de habitantes aumenta la movilidad interna, como ha sido evidente que sucedió en el pasado puente del Pilar.