Ayuso sopesa un toque de queda desde medianoche hasta las 6 horas para evitar botellones y fiestas privadas

El Gobierno de la Comunidad de Madrid baraja la aplicación de esta medida una vez decaiga este viernes el estado de alarma en la región

El Gobierno de la Comunidad de Madrid baraja solicitar al Ejecutivo central su visto bueno para establecer un toque de queda en la región e imitar así la medida aprobada en otras ciudades europeas como, por ejemplo, París. Esta medida supondría establecer un límite horario a todo tipo de actividad y de movimientos por la vía pública. En el caso de la comunidad autónoma madrileña, la idea a la que está dando forma el equipo de Isabel Díaz Ayuso pasaría por establecer un toque de queda desde la doce de la noche hasta las seis de mañana. De esta forma, se mantendría la actividad de restaurantes y bares así como de las instituciones culturales de la ciudad, como cines y teatros. Y, al mismo tiempo, se pondría coto a los botellones en la vía pública y a las fiestas privadas que se continúan celebrando en domicilios sin respetar la limitación de un máximo de seis personas en reuniones.

Desde el Ejecutivo del Gobierno de Ayuso aseguran que la posibilidad de establecer un toque de queda fue planteada ayer por parte de los colegios profesionales sanitarios en la reunión que éstos mantuvieron con la presidenta y el consejero de Sanidad. El propio consejero, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado este martes que la decisión no sería de aplicación solamente en la Comunidad de Madrid, sino en toda España. “En esta situación que estamos viviendo con la pandemia cualquier opción que implique restricción de la actividad o de la movilidad hay que estudiarla”, ha subrayado. Por el momento, esta idea se ha hablado a nivel interno dentro de la Consejería de Sanidad.

Ruiz Escudero ha apuntado que le sorprendió “gratamente” que este fuera un planteamiento de los colegios profesionales de médicos, de farmacéuticos, de enfermería, de fisioterapeutas y de odontólogos, que pretendían homogeneizar las medidas en todo el territorio y que hubiese cierta previsibilidad en las decisiones.