Las terrazas son para el otoño

Lakasa, Rocacho, Apura... La capital acoge numerosas mesas al aire libre perfectas para quienes evitan los espacios cerrados

Terraza de invierno del Café Comercial, en la Glorieta de Bilbao
Terraza de invierno del Café Comercial, en la Glorieta de BilbaoLuis DíazLa Razón

Todos tenemos bien interiorizado que debemos volver a los restaurantes. O si tenemos aún recelo a ocupar una mesa, encargar nuestros platos favoritos a traves del servicio de «take away» o de «delivery». Lo que sí que es cierto es que los cocineros se están dejando la piel para salir adelante y vender a diario, porque las facturas siguen llegando a sus casas. De ahí, que, incluso, para ponérnoslo fácil, muchos de ellos han decidido mantener los fogones encendidos hasta las once de la noche, que es cuando el Gobierno nos manda a casa, y acondicionar unas terrazas super agradables aptas para el otoño. Apague a la hora que apague el ordenador, siempre habrá un plato caliente para todos antes del toque de queda.

El de Lakasa (www.lakasa.es) es un espacio acondicionado con cristaleras correderas y techo retractil en el que podemos disfutar de sus emblemáticos buñuelitos de Idiazabal para empezar y seguir con los mejillones de bouchot con salsa Café de Paris, un platazo de toma pan y moja, lo mismo que el guiso de pochas con callos de atún y la media grouse en sarmale de la que no se privan los amantes de las recetas cinegéticas.

Hevia (www.heviamadrid.com) cuenta con mesas en el exterior en el mismo Serrano, de las que no te echan a pesar de que pases horas, porque allí se vive un desfile continuo de ricas raciones, entre ellas, la ensaladilla rusa con ventresca y unas jugosas albóndigas Don Clemente. Y luego, ¿dónde mejor que en esta casa para dar rienda suelta a la sobremesa gin tonic en mano?

Otra dirección a tener en cuenta es Rocacho (www.rocacho.com), sobre todo para los carnívoros, ya que en este asador destacan los distintos cortes de buey de El Capricho, reses criadas por José Gordón en su finca de Jiménez de Jamuz, en León.

Cubierta es también la de Apura (www.apura.es), el concepto más canalla de Mario Céspedes, quien realiza una adictiva fusión entre las cocinas nikkei, criolla y española. ¿Qué pedir? Tapas, piqueos y platillos pensados para compartir, aunque el brioche de carrillera ibérica nosotros no lo repartimos. El sánguche de chicharrón de cerdo con camote frito y salsa criolla y la hamburguesa La Patosa, con foie y cebolla caramelizada, nos lo pensamos.

Un auténtico vergel es El Jardín de Alma (www.eljardindealma.com). Si no lo conocen, están tardando. Situado en el 207 de Arturo Soria, el espacio, dirigido por Jesús González Espartero, con Borja Segura como autor de las recetas, es el perfecto para disfrutar de un almuerzo al aire libre,ya que cuenta con estufas. Las croquetas de jamón iblerico, los torreznos de Soria con caramelo líquido de naranja son delicias para abrir boca. Como platos fuertes, el lomo de rodaballo con arroz a banda y alioli de carabinero y el tomahawk de vaca madurada 45 días se llevan la palma.

¿Sabían que el Café Comercial (www.cafecomercialmadrid.com) ofrece un «brunch» los sábados y domingos tan energético que el buen rollo dura todo el día? Bollos fanceses, pan con mantequilla y mermelada, huevos fritos con bacon y patatas risoladas o los benedictine, preparados con salmón y aguacate a la parrilla, carpaccio de frutas... Un festín en la misma terraza por 28 euros.

La propuesta más internacional de Miguel Carretero se degusta en Santerra Neotaberna (www.santerra.es), donde se pueden probar platos como el rejos chili pepper y la volandeira encevichada. Reservar mesa en Florida Retiro le asegura una tarde envidiable, más después de hacer comido las croquetas de jamón ibérico de Iván Cerdeño y las sardinas soasadas con tartar de tomate. Muy cerca se encuentra Sa Brisa (www.restaurantesabrisa.es), de cuya casa ibicenca nos encanta la butifarra de Can Miquelet con setas y caldo de matanza.

Por último, nuestro último descubrimiento ha sido Casa Orellana (www.casaorellana.com), también preparada para recibir a sus comensales en el exterior aunque comience el fresco, de cuya propuesta merece la pena probar la ensalada de atún en escabeche casero y las carrilleras de cerdo ibérico al palo cortado Don Zoilo. Pida mesa.

Para no perderse

CAFÉ COMERCIAL

  • Dónde: C/ Glorieta de Bilbao, 7. Madrid.
  • Tel.: 910 88 25. 25
  • Precio medio: sirven un brunch por 28 euros
  • Plato estrella: los huevos benedictine
  • www.cafecomercialmadrid.com
Hotel Tapa Tour: cada manjar con su cava
Hasta el día 15, la capital es sede de la final del concurso y rutas de tapas y platillos en una decena de hoteles, que ofrecerán sus creaciones a 8 euros con copa de cava incluida. Batallan por el Premio Nacional Tapa Alimentos de España: prueben la «Gil-Calao», de The Westin Palace y las «Sardinas, ¿y qué?», de Riu Plaza de España.
www.hoteltapatour.com
Damm: cerveza con ceviche
Los maestros cerveceros de Damm y el sumiller François Chartier lanzan al mercado Equilater, una imperial Stout elaborada a partir del maridaje molecular, un proceso que identifica las moléculas dominantes de la bebida y buscan alimentos para armonizarla. En este caso, disfrútela con un ceviche.
shop.damm.com
Las noches de Kappo: Nigiri de vieira y trufa
Mario Céspedes nos propone a los habituales de Kappo un menú «Sólo Nigiri» formado por 21 piezas para saborear de martes a sábado desde las 21:45 horas. En él, el concepto omakase es el protagonista, lo mismo que nuevos bocados como el de vieira y trufa o el de salmonete con berenjena y yakiniku de manzana.
Dónde: C/ Bretón de los Herreros, 54