Madrid vigilará las fiestas privadas de jóvenes y mantendrá las zonas básicas de salud

El 30% de los contagios se producen entre personas de 15 a 29 años. Se han tramitado más de cien multas a estudiantes de hasta 1.000 euros

El Gobierno de la Comunidad de Madrid trabaja con la idea de mantener el pulso a la economía madrileña con medias “sensatas y concretas” donde se encuentra el contagio. Y, ahora mismo, el foco se encuentra en las fiestas privadas y reuniones familiares, donde se detectan el 80% de los contagios, y en los jóvenes, ya que el 30% de lo infectados en esta segunda ola son personas con edades entre 15 y 29 años con una incidencia acumulada de 582 por 100.000 habitantes, muy por encima de la media. De hecho, en los dos últimos fines de semana se han detectado 250 fiestas en Madrid capital y, desde el 9 de octubre, la Policía Municipal ha interpuesto2.748 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

Así que las medidas que ponga en marcha la Comunidad de Madrid en la orden que entrará en vigor el próximo sábado, cuando se levante el toque de queda impuesto por el Gobierno, irán en la línea de implantar “medidas quirúrgicas" o "intermedias” enfocadas a los focos de contagio porque “un cierre excesivo de la hostelería nos llevaría al consumo a los domicilio”, ha dicho la presidenta de la Comunidad de Madrid. “No podemos pasar del extremismo a la pasividad, porque nos lleva a olas infinitas”, sentenció.

De momento, la idea del Gobierno regional es mantener las zonas básicas de salud “porque han funcionado bien”, aunque pretende que el confinamiento se haga a partir de unos indicadores “que se hayan dialogado y con acuerdo" del Ejecutivo central, dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Después, “vamos a ver si podemos ir poniendo coto a las fiestas, donde no se mueve la economía, pero sí traslada el contagio a las casas”, dijo Díaz Ayuso. El más, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, especificó que ya se han tramitado más de cien expedientes a estudiantes con multas de mil euros y sanciones como la expulsión definitiva de la residencia o de períodos entre 15 días y tres meses. “Pido a los jóvenes responsabilidad, no estamos para fiestas porque se pueden acabar en una UCI o un tanatorio”.

Aguado: “Sánchez ha sido un espectador en la segunda ola”

Aguado exigió al Gobierno que marque una estrategia frente al virus. “No es coherente que Sánchez haya sido un mero espectador en esta segunda ola, el el Gobierno el que debería haber marcado una estrategia porque a 21 de octubre no tenemos unas reglas del juego claras de cuando vamos bien o regular. Las administraciones necesitamos certidumbre, una escala para medir y trasladar a la opinión publica si estamos haciendo las cosas bien o estamos fallando”.

Por su parte, Díaz Ayuso, cree que “ha faltado ley y orden en la pandemia”. Y es que “era necesaria una reforma legal o legislación común para evitar el sinsentido normativo”.