Madrid: ¿por qué no se reabre El Rastro?

El Ayuntamiento pide a una asociación de comerciantes que “den un paso adelante” para desbloquear un desacuerdo que ya supera los cinco meses

Comerciantes del Rastro se concentran por 11º domingo consecutivo para reclamar la reapertura del mercadillo
Pancarta donde se puede leer "El Rastro es cultura, el Rastro es Madrid" durante una concentración de protestaJesús Hellín Europa Press

La reapertura de El Rastro cada vez parece más lejana, después de que la posturas entre el Ayuntamiento de Madrid y una parte de los comerciantes se encuentren en punto muerto. El coordinador general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Francisco Javier Hernández, aseguró ayer que “las razones por las que no abre el Rastro, salvando las diferencias, es por la disposición y absoluta falta de corresponsabilidad mostrada por algunos, no por todos, comerciantes”. En su opinión, se da una “imposición de criterios” por parte de los comerciantes, que “acusan al Ayuntamiento de querer desmantelar el Rastro, lo que es absolutamente falso”.

Por su parte, la Asociación de Comerciantes El Rastro Punto Es, enumeraba en su último comunicado sus reivindicaciones: reubicar los puestos que se abran lo más cerca posible de su lugar habitual; instalar una zona de puestos más en la zona peatonal de la Plaza de Cascorro, haciendo posible así la instalación de un 50% de los comercios, tal como han acordado; que se les explique por escrito las razones por las cuales se han eliminado diversas calles emblemáticas del perímetro; que la calle Maldonadas sea de entrada y la calle Ruda de salida, y no al contrario, como ha planteado el Ayuntamiento; que se instalen puestos en la calle Embajadores, en la fila de enfrente, para que estén más integrados en el conjunto de El Rastro; y que se amplíe el tamaño de los puestos a dos metros lineales por dos de fondo, en lugar del dos por uno requerido por el Consistorio. Un último punto que consideran “muy importante e imprescindible”. Y es que, de no ser así, resulta “imposible instalar las estructuras de los puestos, imprescindibles para colgar nuestro género y protegernos de la lluvia y el sol”.

Otros comerciantes sí son partidarios de la apertura inmediata. Concretamente aquellos que tienen tiendas físicas. “Necesitamos dinamizar inmediatamente el comercio. No solo los domingos, sino los sábados y los días de diario. Si no, esto va a terminar muerto. Ante las tiendas cerradas, hemos tenido que alquilar un almacén para juntar piezas de diferentes comercios y ver si podemos venderlas por internet", afirma Manuel González, presidente de la Asociación de Comerciantes Nuevo Rastro de Madrid. “Hay que abrir aunque sea de forma provisional y con un observatorio que analice las deficiencias. La gente no viene al Rastro y nuestras tiendas no pueden seguir sobreviviendo”, añade.

Según Hernández, el Ayuntamiento “ha intentado por todas las vías la reapertura del Rastro desde el primer momento, pero con las máximas condiciones de seguridad”. Así, ha precisado que vecinos y algunas asociaciones de comerciantes sí están de acuerdo con el plan municipal; sin embargo, aseguró que en la reunión mantenida con los comerciantes, estos solicitaron “un 68 por ciento más de puestos en el mercado”.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la portavoz del del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha pedido a “una parte” de los comerciantes del tradicional mercado que “den un paso adelante” y “traten de acercar posturas” para que pueda reabrir. “Seguimos hablando con ellos para tratar de avanzar, pero insisto, está en la mano de los comerciantes. Se ha ido acercando posturas para llegar al máximo de sus pretensiones, pero no puede haber una sola postura porque será muy complicado”, ha advertido.