Las zonas (sin confinar) con altos niveles de contagios

Valdezarza y una decena de pequeños municipios superan el umbral de los 500 casos pero no soportarán restricciones a la movilidad

Mapa restricciones Madrid
Mapa restricciones MadridAntonio Cruz

La decisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid de establecer a partir de mañana un confinamiento perimetral en 32 zonas básicas de salud de la región ha dejado en evidencia el discurso de los partidos de oposición a Isabel Díaz Ayuso. Según el diagnóstico elaborado en estas últimas semanas por Podemos, Más Madrid e, incluso, el PSOE, estos cierres estaban concebidos en la coalición PP-Cs como un instrumento de estigmatización contra los distritos y barrios del sur y contra los madrileños con menor renta. «En resumen: vuelven a segregar por barrios», aseguraba este mismo viernes la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre. La realidad de los datos, sin embargo, dibuja otro escenario. Entre las 32 zonas básicas confinadas se encuentran por ejemplo áreas pertenecientes a dos de los municipios con mayor renta de toda España: Majadahonda (la zona sanitaria del casco histórico de esta localidad) y Pozuelo de Alarcón (la zona de San Juan de la Cruz). A ello se suma otro elemento: varios de los distritos del sur de la capital en los que se aplicaron confinamientos perimetrales hace semanas, como Usera, Carabanchel o Villa de Vallecas, no tendrán ninguna de sus zonas de salud confinadas a partir de este lunes precisamente porque la situación epidemiológica ha mejorado sustancialmente en estas últimas cuatro semanas.

Al margen de esta cuestión, otra circunstancia que ha levantado polémica en las últimas horas es la que afecta a zonas de la ciudad de Madrid y a varios municipios de la región que no han sido incluidos en la lista de zonas confinadas a pesar de que soportan una tasa de incidencia acumulada por encima de los 500 casos por cada 100.00 habitantes en las dos últimas semanas, que es el umbral que ha tenido en cuenta la Consejería de Sanidad para actuar tras el levantamiento del estado de alarma decretado por Moncloa, cuya vigencia finalizó ayer.

En el centro de estas críticas a la Comunidad de Madrid se encuentra desde ayer la situación de la zona básica de salud de Valdezarza, situada en el distrito de Moncloa-Aravaca. Actualmente tiene una tasa de incidencia acumulada de 971 casos, o lo que es lo mismo, casi el doble del límite fijado por la propia Consejería de Sanidad. Este dato provocó la inmediata crítica de los partidos de izquierdas. «Repasemos las medidas de Ayuso. Alcalá de Guadaira, en Puente de Vallecas, tiene una incidencia acumulada de 498. Cierre perimetral. Valdezarza, con una incidencia acumulada de 971, no hay cierre perimetral. Me pregunto qué hay en Valdezarza», se cuestionaba el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. Acompañó su mensaje con un mapa de la zona de Valdezarza en el que dejaba claro que en su interior se encontraba el Club de Campo, la Federación de Golf y la zona residencial de Puerta de Hierro. Más allá de la imagen tópica dibujada por Echenique y otros dirigentes políticos en torno a esta zona, la realidad es que las zonas residenciales conviven en Valdezarza con otras áreas en las que residen personas de renta media y un buen número de colegios mayores, circunstancia que ayuda a explicar sus estadísticas de contagios.

Desde la Dirección General de Salud Pública aclaran que, aunque efectivamente se ha establecido la tasa de incidencia en 500 casos por 100.000 habitantes para determinar esas zonas, rebajándola desde los 750 que había anteriormente, también se han tenido en cuenta otros elementos a la hora de establecer los confinamientos perimetrales. De hecho, y aunque se haya criticado desde la oposición la decisión del Gobierno de Ayuso de dejar fuerza a Valdezarza de las zonas con limitaciones, no éste el único punto de la región que supera el umbral de los 500 casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas que no vea limitada la movilidad de sus vecinos desde este lunes.

De hecho hay un buen número de pequeños municipios con una tasa de contagios por encima de los 500 casos en esta situación: Los Molinos (888), Valdelaguna (853), Villamanrique de Tajo (853), El Vellón (766), Valdilecha (715), Cercedilla (711), Villamantilla (693), Lozoyuela (692), Horcajo de la Sierra (689), El Molar (648), Valverde de Alcalá (645), Gargantilla del Lozoya (632) y Humanes de Madrid (610). La situación en estos pueblos se explica fácilmente: al tener poca población, la existencia de un número pequeño de casos hace que la incidencia acumulada se dispare. Supera los umbrales marcados para la intervención, pero, aún así, no suponen un riesgo extremo para el conjunto de la localidad. Esta situación llega al extremo en tres municipios del extremo norte de la región: Madarcos, con una tasa de incidencia acumulada de 4.166,67 por cada 100.000 habitantes, Robregordo (1.724,14) o Braojos (975,61).

Las áreas sanitarias con restricciones afectan a doce municipios de toda la región: Madrid capital, Collado Villalba, Guadarrama, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Parla, Colmenar Viejo, Morata de Tajuña, Torrejón de Ardoz, El Boalo, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja. En Madrid capital las zonas son Núñez Morgado (distrito de Charmartín), Guzmán el Bueno (Chamberí), San Andrés, San Cristóbal y El Espinillo (Villaverde); Entrevías, Peña Prieta, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra, Rafael Alberti y Numancia (Puente de Vallecas); Daroca (Ciudad Lineal); Vinateros Torito, Pavones y Vandel (Moratalaz); Puerta del Ángel (Latina); Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo); e Infanta Mercedes y Villaamil (Tetuán). En el resto de municipios de la región son Collado Villalba Pueblo (Collado Villalba), Guadarrama (Guadarrama); Majadahonda (Majadahonda), San Juan de la Cruz (Pozuelo de Alarcón); San Blas y Pintores (Parla); Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo); zona básica de Morata de Tajuña (Morata de Tajuña); Las Fronteras y Brújulas (Torrejón de Ardoz).

Restricciones parciales en tres zonas de salud

Entre las áreas confinadas desde este lunes, hay casos en los que Sanidad ha determinado un confinamiento parcial de algunas zonas de salud. En la zona básica de Manzanares el Real, que afecta a distintos municipios, se establecen las restricciones solo en El Boalo; en la de Villarejo de Salvanés, que también incluye distintas localidades, las medidas son solo para el municipio de Villarejo de Salvanés; en la zona básica de salud de Colmenar de Oreja, las limitaciones se aplican a Colmenar de Oreja.