Los mayores, los más perjudicados por el estado de alarma

Desde Fuenlabrada alertan de que aumentarán las patologías como la “depresión o la ansiedad”, además de constatar que un 33% son incapaces de desenvolverse con las nuevas tecnologías

Rosa Veiga Europa Press

La Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada (Acumafu) ha alertado de que el nuevo estado de alarma aumentará las “consecuencias graves de salud” entre este colectivo, ya que, sumado a la falta de actividades en los centros de mayores, aumentarán las patologías como la “depresión o la ansiedad”.

El presidente de la entidad, Marcelo Cornellá, ha señalado que el 95% de los centros de mayores de España están situados en edificios públicos, que en la actualidad permanecen cerrados sin fecha prevista de apertura, lo que está provocando una importante falta de actividades destinadas al colectivo de mayores.

Además, desde Acumafu, uno de los colectivos más activos de la localidad en esta pandemia, han apuntado que el cierre de estos centros de mayores afectará “a más de 5.420 empresas auxiliares en el país, de las que dependen 40.000 empleos directos”.

Por ello, la asociación de mayores ha decidido seguir organizando todo tipo de actividades a distancia para este colectivo, al tiempo sigue “buscando alternativas que no supongan un riesgo a la salud de los mayores y minimizar la soledad crónica de muchos de ellos”.

Sin embargo, el presidente de la entidad, Marcelo Cornellá, ha insistido en que un 33% de los socios encuestados aún son “incapaces” de desenvolverse con las nuevas tecnologías y seguir a distancia una clase o una actividad ‘on line’, frente al 67 % que sí podría hacerlo.

“Acumafu está realizando actividades y ejercicios ‘on line’ para mantener ocupados a sus mayores, pero es evidente que no se consiguen los mismos resultados de una vejez activa con el centro abierto”, añade Cornellá, quien insiste en la necesidad de “un mantenimiento adecuado de la salud individual”.