Madrid aleja un posible cierre perimetral porque “controlamos la situación”

Enrique López mantiene la apuesta de la Comunidad por “medidas quirúrgicas eficientes y específicas" e insiste en que “en estos momentos, Madrid está por debajo de la media nacional de casos”

EUROPA PRESS/O.BARROSO.POOL Europa Press

La Comunidad de Madrid aleja la posibilidad de un cierre perimetral contra el coronavirus, pues “si hubiera que hacerlo se haría” pero “hoy por hoy la situación es de control”, según ha afirmado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, que ha expresado su rechazo a esta medida.

El escenario está en todo caso “sobre la mesa”, pero la situación de Madrid era “hace un mes mucho más compleja” y aunque a día de hoy sigue siendo “grave” la incidencia acumulada media es de alrededor de 400 casos por cada cien mil habitantes, por debajo de la media de España.

Así lo ha defendido este martes el consejero madrileño en un entrevista con Antena 3, donde ha defendido que Madrid está “en momento de control del virus”, con la situación hospitalaria “sostenida” pese a un “pequeño repunte de UCI” que López ha atribuido al incremento en la edad de los enfermos.

“No es optimismo, es realismo”, ha defendido el responsable de Justicia e Interior madrileño, expresando su solidaridad con otras autonomías que ahora tienen “alta incidencia” -ha citado a Cataluña y Castilla y León- y recalcando que Madrid debe tomar medidas en función de su “situación concreta”.

López también se ha referido al nuevo hospital de Valdebebas, asegurando que es un “éxito”: “Tenemos un hospital nuevo, con mil camas, con UCI, si no lo tuviéramos, ¿estaríamos mejor?”, se ha preguntado. Además ha asegurado que recursos humanos trabaja ya en dotarlo de sanitarios y que la atención primaria “no se va a desmantelar”.

ESTADO DE ALARMA

López, secretario de Justicia y Administraciones Públicas del PP ha afeado además el estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez, a su juicio “inevitable” por la “pereza” del Ejecutivo que no ha querido legislar una normativa específicas de epidemias y ha calificado de “barbaridad” el período de seis meses.

“Es decir tengo miedo al Congreso y no quiero ir al Congreso a explicar qué esta sucediendo”, ha espetado López que ha reiterado la oferta de Pablo Casado: “un estado de alarma de un máximo de dos meses y ponerse a reformar la ley”.

Además ha rechazado el tope al precio del alquiler del proyecto de presupuestos de PSOE y Unidas Podemos, porque a su juicio implica una excesiva intervención del estado en el mercado, por lo que habrá que mirar “la letra pequeña” para ver si se acomoda a la constitución.