Madrid gastará 17 millones en aulas prefabricadas para ganar distancia en los colegios por la Covid

Otros 18 millones se destinarán para realizar obras de mejora en los centros

Una de las aulas prefabricadas instalada en un colegio de Madrid MODULOS BURBUJA ANTI CONTAGIOSLA RAZON

La pandemia exige inversiones en colegios e institutos para adaptar los espacios educativos de manera que se pueda garantizar la distancia social entre los alumnos para evitar contagios. Es por esto por lo que el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy una inversión de 35 millones de euros para realizar obras en los centros y adquirir aulas prefabricadas.

En concreto, 18,3 millones de euros irán a parar a obras de reparación, adaptación y mejora de los centros educativos públicos. Este montante económico permitirá llevar a cabo 366 actuaciones en 301 centros de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de 79 municipios de la región, según ha informado la Comunidad de Madrid. Se trata de obras de mejora en aseos, saneamiento y fontanería, climatización y ventilación, distanciamiento social, accesibilidad, adecuación de espacios, mejora de gimnasios y cubiertas, entre otros.

Además, el Ejecutivo regional invertirá 17 millones de euros para adquirir y realizar las labores para la instalación de 190 nuevas aulas prefabricadas que forman parte de las 246 que implantarán en 63 centros educativos que presentaban la necesidad de generación de espacios adicionales.

Estos módulos prefabricados están pensados para los “grupos burbuja” de alumnos que evita que tengan contacto con otros grupos del colegio. Disponen de salida directa a los patios de los centros, ventilación natural, y aislamiento térmico y acústico, y cuando es necesario disponen de un aseo adosado. De hecho, estas construcciones modulares tienen la misma vida útil que las convencionales.

Además, hay 44 espacios adicionales que se han habilitado gracias a la colaboración del Gobierno regional con los ayuntamientos de la Comunidad. Estas improvisadas aulas se han dispuesto en centros culturales y cívicos, bibliotecas, pabellones deportivos, y otras instalaciones de las localidades de Madrid. Estas medidas han permitido la reducción de las ratios hasta 18,26 en Educación Primaria y en 20,84 en 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria.