Ayuso se reafirma en cerrar el puente de Todos los Santos “a la espera de lo que diga el Gobierno”

La Comunidad de Madrid apuesta por “una fórmula de éxito", en palabras de la presidenta, como son los cierres por áreas de salud

Cipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

Cuenta atrás para que los ciudadanos de Madrid encaren el próximo puente de Todos los Santos y las condiciones sanitarias -y sociales- que llevará aparejado. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, aseguró en el programa de Carlos Herrera que su Gobierno trabaja en el escenario de cerrar por áreas de salud, frente a los que quieren “clausurar toda actividad social y económica”.

En este sentido Ayuso se reafirmó en que nadie en España conoce a los asesores sanitarios del Gobierno de Pedro Sánchez, y lamentó que, frente a las políticas de Estado que están llevando a cabo Francia o Alemania, en España, con Sánchez, las distintas acciones sanitarias dan una impresión de descoordinación.

La presidenta madrileña reclamó de nuevo la anunciada por el Ejecutivo Ley de Pandemias, que no llega, y que ha propiciado un vacío legal y de organización que lleva a que cada comunidad autónoma se organice como pueda.

Díaz Ayuso ha puesto en valor el enorme esfuerzo de la Comunidad de Madrid en levantar una arquitectura de áreas de salud que ha logrado bajar de manera relevantes las cifras de contagios. En zonas de 1.400 se ha reducido a 400. Además de realizar el mayor trabajo de todas las comunidades autónomas en la realización de pruebas, más de 150.000 a la semana, en controlar aforos, en análisis de aguas residuales... Todo con la intención de mantener la actividad y el pulso económico de una comunidad clave en España, “porque la gente cuando cierra su negocio ya no lo puede abrir”, sentención Ayuso.

La Comunidad de Madrid, frente a lo adelantado por Castilla y León o Castilla-La Mancha, que apuestan por cerrar sus fronteras, desea confinar la región en el próximo puente de Todos los Santos, y en ese sentido se lo ha hecho llegar por carta al presidente del Gobierno. Con lo que éste conteste, Madrid tomará una decisión. “Siempre desde la responsabilidad, y desde el llamamiento a la sensatez de sus ciudadanos”, afirmó Ayuso, “pero lo que no haremos voluntariamente es cerrar grandes superficies, pues eso no funciona. Lo correcto son los cierres quirúrgicos y controlados”.