Detenida en Alcalá de Henares una banda itinerante de butroneros

Se trata de los siete miembros de un grupo que llegaron a sustraer efectos por valor de más de 300.000 euros en Cáceres, Cádiz y Aranda de Duero, entre ellos un millar de botellas de vino

La RazónLa Razón

La Policía Nacional ha detenido en Alcalá de Henares (Madrid) a los siete miembros de un grupo itinerante de butroneros que llegaron a sustraer de diferentes establecimientos efectos por valor de más de 300.000 euros en Cáceres, Cádiz y Aranda de Duero (Burgos), entre ellos un millar de botellas de vino.

La investigación policial se inició en julio del año pasado cuando los agentes tuvieron conocimiento de las acciones de esta banda, que estaba especializada en los robos con fuerza mediante el método del butrón en locales y establecimientos comerciales.

Las primeras acciones de este grupo se remontan a 2019 cuando robaron en un establecimiento de Plasencia (Cáceres) donde sustrajeron artículos valorados en 57.405 euros.

Pocos meses después, se produjo otro robo con fuerza en un establecimiento del mismo polígono industrial, al que también accedieron mediante un butrón practicado en una nave contigua, para llevarse herramientas valoradas en 1.300 euros.

Semanas después este grupo hurtó a otro establecimiento en El Puerto de Santa María (Cádiz) donde intentaron sustraer gran cantidad de cajas de bebidas. Sin embargo, fueron sorprendidos y huyeron, si bien consiguieron apoderarse de 10.486 euros.

El pasado mes de julio la banda volvió a cometer otro robo en unas bodegas de la localidad burgalesa de Aranda de Duero, de donde se llevaron 1.014 botellas de vino que formaban parte de una edición especial, numerada y documentada, valoradas en 229.823 euros.

A raíz de las pesquisas practicadas, un mes después los investigadores detuvieron a uno de los miembros del grupo cuando éste se disponía a viajar desde Barcelona hasta Rumanía.

Posteriormente, los agentes localizaron y detuvieron a otras seis personas, la mayoría de sus miembros estaba asentada en Alcalá de Henares, pero la investigación sigue abierta para localizar y arrestar a otros dos investigados que no se encuentra en España.