Madrid se resiste a que un madrileño pase de pagar 22 euros por una herencia de 160.000 euros a 2.200

La Comunidad cifra en 5.900 millones el impacto de la armonización de impuestos que quiere el Gobierno

En Madrid, donde un ciudadano puede recibir una herencia media de unos 160.000 euros, un madrileño paga 22 euros por el impuesto de Sucesiones; en comunidades autónomas como Asturias o Valencia, tendría que pagar cien veces más: 2.200 euros, según ha explicado el consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty. Otros impuestos, como el de Patrimonio, están bonificados al cien por cien. Por eso, el afán de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de pretender armonizar en todas las comunidades autónomas los impuestos de gestión autonómica, como el de Patrimonio, Sucesiones, Donaciones, Actos jurídicos documentados, Transmisiones y el tramo autonómico del IRPF supondría un duro golpe para los madrileños. Lasquetty estima en 5.900 millones de euros el coste de la intentona de armonización fiscal para los contribuyentes madrileños que obligaría a subir impuestos hasta el nivel de las comunidades donde gobierna el PSOE.

“Llevamos 16 años seguidos sin subir impuestos y eso ha tenido un resultado positivo, porque ha hecho que nuestra economía crezca y se ponga a la cabeza. Si se empeñan en obligarnos a subir los impuestos, van a tener en frente a los madrileños, que se han ahorrado 48.000 millones en los últimos 16 años gracias a la política fiscal de la Comunidad de Madrid”, aseguró Fernández Lasquetty en la rueda de prensa.

En este sentido, negó que Madrid esté haciendo “competencia desleal”, tal y como se ha dicho. “Es una acusación falsa”. Y más cuando el 68% del fondo de garantías de servicios públicos fundamentales lo aporta Madrid, que paga una parte de los servicios de otras regiones. “Madrid aporta cada año a este fondo 84.000 millones y para financiar a la Comunidad de Madrid se queda sólo con 19.000 millones. Y a nosotros nos parece muy bien, pero esto no es aprovecharse de ser la capital de España”, sentenció el consejero.

Presupuestos estatales “irreales y preocupantes”

Fernández-Lasquetty ha calificado los PGE para 2021 como “ideológicos y preocupantes que sólo van a servir hundir más a España en la crisis actual”. Entre otras cosas porque contemplan “una previsión de crecimiento irreal y una estimación de ingresos inflada”. Y es que cree que se ha hecho todo lo contrario a lo que se debería hacer en una crisis como la actual. “subir los impuestos y elevar de manera desorbitada el gasto público, que sólo va a conseguir aumentar el déficit y la deuda”. ¿Donde se ha visto que en el momento de mayor dureza y crisis el Gobierno dispare sus gastos 25%? Es irresponsabel, va a generar aumento del déficit y de la deuda. El Gobierno actúa como si no hubiera un mañana", añadió. Asimismo considera “imprudentes” el crecimiento del gastos “innecesarios” como el del CIS (13%) o de RTVE (25%).

Madrid cree que lo mejor en una situación como la actual es seguir la senda que ya han iniciado Alemania, Francia o Reino Unido, que están apostando por aprobar rebajas fiscales y reiteró el compromiso de la Comunidad de Madrid con la bajada de impuestos, “que llevaremos a cabo a lo largo de la legislatura dando cumplimento a nuestro programa de gobierno”.

Presupuestos para Madrid

Mientras, Madrid aún no ha empezado a negociar los presupuestos del próximo año. Según Lasquetty, se necesitan tres elementos básicos para definirlos: cuánto va a recibir Madrid del Gobierno en entregas a cuenta, y los límites fiscales, unos datos que habitualmente se conocen en junio y que se han facilitado tres meses más tarde; también se necesita saber cuánto han subido las retribuciones de los empleados públicos, que es de obligado cumplimiento aplicar, y que normalmente se detalla en septiembre y se ha conocido hace una semana. “Nos han desplazado nuestros tiempos y estamos reajustando todo”, dijo el consejero. No obstante, espera que “en las próximas semanas” se pueda conocer ya algo y se muestra confiado con la posibilidad de que Vox pueda apoyar las cuentas madrileñas a la vista de las declaraciones de Abascal.

Transferencias del Estado

El titular de Hacienda madrileño también se ha quejado de las desigualdades en las transferencias autonómicas que recoge el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado. Según esta previsión, mientras en esta materia se congela la cuantía destinada a la Comunidad, que recibirá 1.250 millones de euros, en Cataluña aumenta un 48% o un 57,3% en la Comunidad Valenciana. “El Gobierno está aplicando un castigo injusto e innecesario a la Comunidad de Madrid, a pesar de que somos la región más solidaria y la que aporta más a la caja común con la que se financian los servicios públicos del resto de comunidades autónomas”. A su juicio, "esta decisión sólo busca contentar a sus socios nacionalistas y a los suyos allí donde gobiernan”.

Impacto económico de la pandemia: 15% del PIB

Mientras, la pandemia está causando “el mayor impacto económico en un siglo y está siendo devastadora en toda España”. Lasquetty aseguró que el Gobierno insiste en una estimación de caída económica del 11%, “que es irreal porque con la segunda ola la caída debería ser mayor”. En el caso de Madrid, la previsión es que sufra una caída del 15% del PIB, que “es un dato terrible”.