Ayuso plantea la obligatoriedad de instalar medidores de CO2 en la hostelería

Esta medida, que de momento es una recomendación, buscaría sevitar la transmisión del virus por aerosoles en los lugares cubiertos

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha planteado desde hace meses iniciativas pioneras en el país para luchar contra el coronavirus. Los cierres por zonas de salud y la realización masiva de test de antígenos son dos ejemplos de ello. Ahora, la presidenta Díaz Ayuso ha dado un paso más en esta dirección y ha planteado al sector de la hostelería la necesidad de hacer obligatorio la instalación de medidores de CO2 en los establecimientos de restauración, si bien de momento el Gobierno regional lo plantea dentro de sus recomendaciones y medidas para hacer frente al COVID-19.

El objetivo, como ha explicado hoy en un encuentro por videoconferencia con el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y representantes del sector, es evitar la transmisión del virus por aerosoles en los lugares cubiertos, donde se ha demostrado que se pueden producir un mayor número de contagios. De ahí que la Comunidad de Madrid apueste por medidas creativas que pasen por que la hostelería tenga cada vez más espacios al aire libre, pese a la llegada del frío.

Fuera de España, países como EEUU, Japón, Reino Unido, China, o Alemania ya vienen implementando medidas y protocolos orientados a poner en marcha medidas para garantizar una buena ventilación al demostrarse que se produce mayor número de contagios en sitos con ventilación poco adecuada.

Otra de las posibilidades que se someterá a estudio durante las próximas semanas será la posibilidad de colocar filtros purificadores de alta eficiencia, si bien se ha destacado por parte del Gobierno regional que la recomendación que va a primar siempre es la de garantizar la ventilación natural. De hecho, esta medida ya está contemplada en la última Orden que la Consejería de Sanidad ha redactado con medidas ante el coronavirus.