El Ayuntamiento de Madrid encenderá las luces de Navidad a finales de noviembre

El Consistorio que dirige Martínez-Almeida instalará un belén al aire libre en la Plaza de la Villa

El Ayuntamiento busca una forma segura, original y divertida de ver las luces de Navidad en Madridlarazon

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, informó hoy martes que el encendido de las luces de Navidad se llevará a cabo a lo largo de la última semana de noviembre y anunció que en la Plaza de la Villa se instalará un belén al aire libre.

Así lo indicó durante su visita al futuro parking disuasorio de la estación de Aviación Española, donde confió en que los madrileños podrán disfrutar, porque el diseño de las luces se ha hecho “con gran esfuerzo y mucho cariño”, porque “somos especialmente conscientes este año de la situación que estamos atravesando”.

Por ello, el regidor madrileño indicó que la Navidad “puede ser un tiempo, aun con las limitaciones que tengamos que hacer, de respiro para todos nosotros”. Desde ese punto de vista, desde el Ayuntamiento “queremos una Navidad que espero que le guste a los madrileños y unas luces que se encenderán la última semana de noviembre”.

Almeida confirmó que se seguirán manteniendo los belenes que ya pusieron el año pasado, entre ellos el de CentroCentro. Además, anunció que, “para el disfrute de todos los madrileños, en unas fechas tan tradicionales, en uno de los corazones de la capital, como es la plaza de la Villa habrá un belén al aire libre, que se va a poder visitar con garantía de aforo y cumpliendo las medidas de seguridad”.

El alcalde desatacó que se trata de un “lugar emblemático”, donde durante más de 400 años estuvo el Ayuntamiento de Madrid antes de su traslado a Cibeles. Por ello, añadió que desde el Gobierno municipal “creemos que es un buen lugar para que haya Navidad, haya un belén y para que los madrileños se puedan acercar a disfrutarlo”.

Preguntado por los tipos de belenes que se instalarán, Almeida respondió que “va a ser un belén”, por lo que demandó que se deje de hablar de belenes clásicos o no clásicos. “Los ciudadanos merecen unas navidades que sean navidades, en las que no haya las polémicas que ha habido otros años”, remarcó.

Por último, insistió en que apuestan por “unas navidades que sean y un belén como tiene que ser”. Por ello, “alejemos de polémicas y discrepancias en las navidades”, porque los madrileños “se merecen unas navidades en las que podamos disfrutar”.