Las ONG de Madrid podrán acceder al Fondo de Contingencia Covid-19 antes de fin de año

Dotado con 20 millones de euros, el fondo está dirigido a todas aquellas entidades sociales sin ánimo de lucro que trabajan con población en situación de riesgo social

Colas de personas esperando a recibir los alimentos del Banco de AlimentosKIKE TABERNERsolidaridad

El consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, ha anunciado en la Comisión de Discapacidad de la Asamblea de Madrid que las entidades y ONG de la región podrán solicitar las ayudas del Fondo de Contingencia Covid-19 antes de que termine el año.

Durante su comparecencia parlamentaria para informar sobre política general y planes de su departamento durante la presente legislatura en los ámbitos de su competencia relacionados con la discapacidad, Luengo dijo que este fondo, dotado con 20 millones de euros, está dirigido a todas aquellas entidades sociales sin ánimo de lucro que durante la pandemia han estado trabajando en primera línea dando respuesta a las necesidades de la población en situación de riesgo social y con el que se pretende compensar los gastos ocasionados como consecuencia de la crisis sanitaria.

La ayuda, que consistirá en una subvención específica para sufragar los gastos realizados en la adquisición de equipos de protección individual (EPI), mamparas separadoras o limpieza extraordinaria de instalaciones, permitirá a las entidades continuar realizando un trabajo esencial en esta segunda ola de la pandemia.

Habrá dos líneas de subvenciones, cada una de ellas dotadas con diez millones de euros, a las que podrán acceder por una parte las entidades prestadoras de servicios sociales dirigidos a la atención a personas con discapacidad o con enfermedad mental y en segundo lugar el resto de entidades del tercer sector que trabajan en la Comunidad de Madrid.

Este Fondo de Contingencia, que forma parte del Plan para la Reactivación de la Comunidad de Madrid, tiene 30 medidas para alcanzar el triple objetivo de activar la económica y el empleo y ayudar a las personas más vulnerables, y normalizar y reforzar la prestación de los servicios públicos de la región afectados por la crisis sanitaria y el confinamiento decretado por el Gobierno central entre los meses de marzo y junio.