Madrid elimina las restricciones en diez áreas de salud

Ninguna ZBS en la Comunidad de Madrid presenta una incidencia, a 14 días, de 500 casos por cada 100.000 habitantes

Una receta de éxito frente al Covid en la Comunidad de Madrid. Los números hechos públicos por la Consejería de Sanidad así lo muestran. El acierto en la puesta en marcha de las zonas básicas de salud, así como la observancia por parte de los ciudadanos de las recomendaciones, han llevado a siete semanas consecutivas de descenso en la incidencia de la pandemia en la Comunidad.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, actualizan la información sobre la situación epidemiológica y asistencial en la región que refuerza la estrategia madrileña.

La Comunidad de Madrid, al hilo de estos resultados, ha excluido de las restricciones por el coronavirus a las que están sometidas 41 áreas de salud a 10 de ellas al haber presentado una disminución del 50% o más de la incidencia del Covid-19. Se trata de Brújula (Torrejón de Ardoz), Espinillo (Villaverde), Guadarrama, Las Fronteras (Torrejón de Ardoz), Peña Prieta (Puente de Vallecas), Rafael Alberti (Puente de Vallecas), San Andrés (Villaverde), San Blas (Parla), San Cristóbal (Villaverde) y la zona básica de Vinateros Torito (Moratalaz).

Así las cosas, ninguna zona básica de salud en la Comunidad de Madrid presenta una incidencia a 14 días de 500 casos por cada 100.000 habitantes para adoptar medidas más estrictas y especíiícas, ha afirmado los responsables de salud pública de la Comunidad de Madrid, asegurando que “no se va a aplicar ninguna medida a ninguna zona básica más”.

Antonio Zapatero ha aclarado que no se ha tomado ninguna decisión sobre aplicar o no un nuevo cierre perimetral en la región con motivo del puente de diciembre.

“No tenemos tomada decisión alguna con el puente de diciembre y en función de cómo evolucione Madrid veremos exactamente qué medidas hay que tomar”, ha manifestado Zapatero en la rueda de prensa semanal para informar sobre la situación epidemiológica del coronavirus.

“A todos nos encantaría que la navidad fuese lo más normal posible”, ha agregado Zapatero, quien ha recordado que queda “mes y diez días” para navidad y que ellos van “día a día” y “semana a semana” analizando los indicadores.

ZONAS CON LIMITACIONES

En Madrid capital, las zonas con limitaciones son Núñez Morgado, en el distrito de Chamartín; Guzmán el Bueno, en Chamberí; Entrevías, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra y Numancia, en Puente de Vallecas; Daroca, en Ciudad Lineal; Pavones y Vandel, en Moratalaz; Puerta del Ángel, en Latina; Virgen de Begoña, en Fuencarral-El Pardo; e Infanta Mercedes y Villaamil, en Tetuán.

También se mantiene con límites todo Collado Villalba por tener afectadas sus zonas de Villalba Pueblo, Collado Villalba Estación y Sierra de Guadarrama; Majadahonda por Majadahonda-Cerro del Aire y Valle de la Oliva; San Juan de la Cruz (Pozuelo de Alarcón); Pintores (Parla); Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo); la zona básica de Morata de Tajuña (Morata de Tajuña); Doctor Tamames y Barrio del Puerto, en Coslada; y los municipios de Galapagar, Alpedrete, El Boalo-Cerceda-Mataelpino, Villarejo de Salvanés, Colmenar de Oreja, Chinchón, Villaconejos, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, y Moralzarzal.

La razón por la que no se aplican nuevas restricciones por zonas básicas de salud es que ninguna presenta una incidencia acumulada a 14 días de 500 o más casos por cada 100.000 habitantes, que es el umbral marcado en función de la situación epidemiológica para adoptar medidas restrictivas específicas, según ha indicado Andradas. La Comunidad no descarta bajar el umbral para establecer restricciones especiales por ZBS.

INCIDENCIA ACUMULADA POR DEBAJO DE LA MEDIA. EL CASO DE USERA

Por su parte, Zapatero ha señalado que la incidencia acumulada de la Comunidad de Madrid a 14 días se sitúa en 328 por cada 100.000, por debajo de la media nacional de 504.

Asimismo, ha destacado que todos los municipios con más de 50.000 de la región se encuentran por debajo de 500, y 20 por debajo de 400. El municipio de Madrid registra una incidencia acumulada a 14 días de 310, y los 21 distritos están por debajo de 400 y 12 por debajo de 200.

En este punto, Zapatero ha apuntado que el distrito de Usera, “uno de los puntos con mayor nivel de transmisión en los meses de agosto y septiembre”, registra una incidencia acumulada a 14 días de 189. “Eso demuestra que se está produciendo una mejoría de forma notable trabajando por las zonas básicas de salud”, ha recalcado.

También ha indicado que el 95,8 por ciento de las zonas básicas de salud, es decir, 275 de 287, “han visto reducida su incidencia acumulada en el último mes”.

Asimismo, ha agregado que con una mediana de edad de 42 años en los casos a 14 días, el 70,4 por ciento de los nuevos casos se producen en la franja entre 15 y 59 años.

Tras subrayar que la incidencia desciende en todas las franjas de edad, ha detallado que entre 0 y 14 años se sitúa en 203,5; entre 15 y 24 años, 434,9; entre 25 y 44 años 369,3; de 45 a 64, 348,5 y mayores de 65, 275,5.

RESTRICCIONES

En las zonas básicas de salud con restricciones los ciudadanos pueden desplazarse por la vía pública dentro de los perímetros del área afectada, para lo que ya hay dispositivos de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Respecto a los lugares de culto, el aforo se establece en un tercio. En los velatorios podrán estar un máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 personas en el caso de ser lugares cerrados.

Asimismo, los aforos y horarios de actividad se mantienen como en el resto de la región (por regla general al 50%) y se suspende temporalmente la actividad de los parques infantiles de uso público.

Estas medidas, ha recordado el Gobierno regional, se acompañan de un refuerzo de la prestación asistencial y de la vigilancia epidemiológica en estos núcleos de población, intensificando la detección activa de casos y contactos estrechos mediante un incremento en la realización de pruebas diagnósticas.

También se potencia la colaboración con los municipios para el desarrollo de acciones conjuntas de información y mediación con la población vulnerable a través de los dispositivos socio-asistenciales; y se procede a la notificación y control del cumplimiento de aislamientos y cuarentenas con el apoyo de la policía local u otros cuerpos y fuerzas de seguridad.

HORARIOS Y AFOROS

En toda la Comunidad de Madrid, en virtud del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, de Estado de alarma, y del Decreto 29/2020, de 26 de octubre, de la Comunidad de Madrid, se ha establecido además la limitación de movimiento entre las 00.00 horas y las 06.00 horas, salvo por causa justificada, y el cierre de toda actividad de hostelería en la misma franja horaria.

Asimismo, las reuniones sociales o familiares están limitadas a seis personas en cualquier franja horaria, salvo convivientes.

En el caso del comercio y servicios profesionales, así como los mercadillos al aire libre, no podrán iniciar la actividad antes de las 06.00 horas y deberán cerrar a las 22.00 horas, a excepción de las farmacias, establecimientos médicos, veterinarios, gasolineras y establecimientos que presten servicios imprescindibles e inaplazables. Los centros comerciales donde haya cines, restauración u ocio podrán cerrar a las 00.00 horas.

Por norma general, incluidos lugares de culto, instalaciones deportivas de interior, hostelería y restauración interior, el Decreto establece la reducción de los aforos en toda la región al 50 por ciento. Además, se suspende el servicio en barra.

Las excepciones contempladas a la norma general del 50 por ciento son un 75 por ciento en teatros, cines y otras instalaciones culturales, un 40 por ciento en las salas multiusos polivalentes (como el Wizink Center), las terrazas al aire libre que permanecen al 75 por ciento, los establecimientos comerciales con el 75 por ciento y los centros de formación no reglada, al 75 por ciento.

Desde la Consejería se insistió en la necesidad de incrementar la colaboración con las policías en aras a lograr una mayor observancia de los controles de movilidad.