El Gobierno hace peligrar uno de los pactos de la Villa: el aumento de efectivos policiales y de bomberos

El PP llevará al Pleno el instar al Ejecutivo central para que anule la tasa de reposición, algo a lo que de momento se niega Delegación de Gobierno

Controles de la Policía Municipal durante el estado de alarma en MadridJesús G. FeriaLa Razón

La situación excepcional que vive la capital ha puesto en evidencia la necesidad de aumentar los efectivos en los cuerpos de Policía Municipal y de Bomberos. Por ello, en los Acuerdos de la Villa, rubricados el pasado verano, todos los partidos políticos –PP, Cs, Vox, PSOE y Más Madrid– convinieron en solicitar al Gobierno central la eliminación de la tasa de reposición en los efectivos de seguridad y emergencias. Una iniciativa que permitiría al Ayuntamiento la dotación suficiente recursos materiales y humanos en un momento especialmente urgente. Todos los grupos municipales pactaron un incremento de los efectivos en cinco años, hasta llegar a los 1.700 de bomberos y los 7.000 de Policía.

A este fin, la delegada del Área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, dirigió una carta a Delegación del Gobierno de Madrid, en la que le solicitaba la anulación de la tasa de reposición. Sin embargo, el organismo que dirige José Manuel Franco contestó que la tasa se mantendría en un 100%, siendo del 115% en el caso de las policías locales y de 110% en los sectores prioritarios. De hecho, recuerda que así constará en los Presupuestos Generales del Estado.

La postura del Gobierno central se considera «insuficiente» a la hora de dar cumplimiento a este incremento en las fuerzas de seguridad firmado en los Acuerdos de la Villa. De hecho, la propuesta enviada por Franco supondría un aumento de 30 personas en la plantilla de Bomberos, así como de Policía Municipal y otros servicios. Unas cifras con las que sería «imposible» alcanzar el objetivo rubricado por todos los partidos municipales. Por ello, en el próximo Pleno, el Consistorio presentará una moción por la que se instará «de manera urgente» al Gobierno central a que, «antes de la aprobación de los Presupuestos Generales», elimine la tasa de reposición para las fuerzas y cuerpos de seguridad del Ayuntamiento. O en su defecto, que autorice la realización de ofertas públicas de empleo extraordinarias que permitan a los madrileños «unos servicios de calidad en materias tan sensibles para el buen funcionamiento de la ciudad como la que nos ocupa».