¿Tiene caldera de carbón? Madrid las prohibirá en 2022

La Policía Municipal podrá inmovilizar vehículos contaminantes en episodios de alta polución

Vista del icónico Pirulí (i) y las Cuatro Torres en MadridBallesterosEFE

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy en Junta de Gobierno la nueva ordenanza de calidad del aire de la ciudad. Un cambio necesario, según ha afirmado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ya que la última ordenanza data de 1985, motivo por el que era necesario adecuarla a las nuevas políticas de calidad del aire, a las normativas estatales y europeas y a la nueva estrategia de Movilidad, Madrid 360.

La primera medida anunciada por Carabante hace referencia a la prohibición de las calderas de carbón en toda la capital, prevista para el 1 de enero de 2022. Según ha explicado el delegado, actualmente hay 200 calderas repartidas por la capital. Para ello, ya en 2020 se abrió una convocatoria de 12,5 millones en ayudas para su reemplazo. Una partida que se repetirá en los presupuestos de 2021, cuyo proyecto se presentó a principios de esta semana.

Del mismo modo, la nueva ordenanza contempla medidas para “evitar fuentes emisoras de humo y contaminación”, como la procedente de los vehículos. Por eso, la Policía Municipal de Madrid podrá requerir en aquellos casos que sea necesario una nueva ITV de los vehículos. Y en las situaciones más graves, como es en el periodo que se aplique el protocolo de contaminación, podrá proceder a la inmovilización del vehículo.

Por otro lado, la ordenanza recoge medidas de eficiencia energética en edificios. Se exige que, en aquellas nuevas construcciones, el 50% se destine a placas solares.

Además, se determinará la obligatoriedad de un plan de sostenibilidad para los grandes eventos, de modo que abarque toda la gestión del medio ambiente. “Es una iniciativa por la cual todos los grandes eventos contarán con una calificación de su huella de carbono, de modo que sean sostenibles”.

Por último, otras “actuaciones menores” recogen la regulación de hogueras en espacio público, así como “el cocinado de productos en la vía pública”, que contarán con un régimen sancionador.