Madrid estudia excepciones al toque de queda y a las reuniones familiares en Navidad

La Comunidad recuerda al Gobierno su fórmula de éxito, con las ZBS, y censura la alegría de Pedro Sánchez al anunciar una vacunación aún muy lejana

Ciudadanos pasean por la Gran Vía madrileña con mascarillas
Ciudadanos pasean por la Gran Vía madrileña con mascarillasAlberto R. RoldánLa Razón

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha manifestado este lunes que están valorando la posibilidad de establecer “excepciones” a las limitaciones sobre el número máximo de personas en las reuniones familiares y el toque de queda durante la Navidad.

Escudero ha apuntado que la Dirección General de Salud Pública está trabajando en una estrategia para Navidad “no solo pensando en esa movilidad de madrileños que tienen que salir fuera o que vienen” a la Comunidad, porque “también hay que pensar en otro tipo de acontecimientos que siempre rodean a la Navidad”.

Así, ha subrayado la importancia de ver cómo pueden ir a los hogares los mayores que se encuentran en residencias. “Estamos pensando en protocolos tanto de entrada como de salida”, ha señalado. Igualmente, se está viendo cómo pueden volver a casa los estudiantes que están haciendo la carrera en Madrid.

“Estamos valorando todos los escenarios y sobre todo, seamos realistas, hay dos cuestiones que preocupan especialmente”, ha manifestado Escudero, en alusión a la limitación de las reuniones familiares a seis personas y al toque de queda.

Madrid trabaja en todos los escenarios. “Si algo nos ha enseñado el coronavirus es que cuando uno lanza previsiones a largo plazo, se equivoca”. El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha afirmado que Pedro Sánchez se ha lanzado “con demasiada alegría” a anunciar la vacunación de gran parte de España en la primera mitad de 2021, anuncio que ve excesivamente optimista.

Bajo su punto de vista, el anuncio que hizo este domingo Pedro Sánchez de que una parte “sustancial” de la población estará vacunada en el primer semestre de 2021 se ha lanzado “con demasiada alegría”, cuando en esta materia hay que seguir los consejos de Salud Pública y evaluar “con total prudencia” la situación en la que se encuentre el país cuando lleguen las vacunas.

Ruiz Escudero ha señalado que la Comunidad de Madrid no ha recibido de momento ninguna comunicación del Gobierno sobre la estrategia que se estudia para organizar las vacunaciones, y ha dicho estar “expectante” a lo que se diga pero evaluando “con mucha prudencia” las noticias que van surgiendo.

Vacunas, además, que habrá que evaluar en función de su efectividad o de cuál conviene a cada perfil de población, y que también estarán determinadas por las condiciones de almacenamiento que requieran, para lo que harán falta lugares específicos y una red “muy bien entrenada”.

De ahí la “sorpresa” por el anuncio del Gobierno “sin haber hablado siquiera con las comunidades autónomas” sobre cómo se va a gestionar todo el proceso.