Los viajeros positivos asintomáticos de Barajas serán enviados a un hotel medicalizado

La Comunidad de Madrid tiene preparados los circuitos sanitarios y derivará a los turistas graves al Gregorio Marañón

Una viajera, procedente de Francia, muestra su PCR negativa en Barajas
Una viajera, procedente de Francia, muestra su PCR negativa en BarajasSERGIO PEREZREUTERS

El control del aeropuerto de Barajas, origen de contaminación por Covid en la Comunidad de Madrid, ha sido una vieja demanda de las autoridades de la Puerta del Sol. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado, coincidiendo con la obligación de llegar a Barajas con una PCR, que ya tienen preparados los circuitos para cualquier situación.

Así, ha precisado que en caso de detectar a un viajero positivo asintomático se establecerá cuarentena en alguno de los hoteles medicalizados que se encuentran operativos. En caso de síntomas leves, se le someterá a seguimiento en Atención Primaria, mientras que para casos graves hay un circuito para turistas en el Hospital Gregorio Marañón.

Escudero se ha manifestado a este respecto que “en el caso de que hubiese que ampliar no habría ningún problema”.

“Tenemos preparado sobre todo que esa comunicación sea fluida y sea rápida y dar la respuesta asistencial que requiera quien venga con esa PCR positiva”, ha agregado.

Ha recordado que la Comunidad llevaba siete meses pidiendo al Gobierno central el control por PCR en el aeropuerto porque “los primeros casos entraron a través de Barajas”. “Ha llegado, la verdad es que lo celebramos, pero ha llegado siete meses después”, ha apostillado.

En cuanto al Hospital Isabel Zendal, tras la finalización del proceso de adscripción voluntaria para profesionales del SERMAS, ha indicado que cuando la Consejería de Sanidad sepa exactamente el número de profesionales que lo ha solicitado verá si hace falta complementar con los contratos Covid.

“Ahora estamos en la fase final de comprobación de toda la instalación, de todos los circuitos, y luego todo el persona que allí vaya a trabajar requiere un entrenamiento, puesto que este no es un hospital convencional en cuanto a la forma de actuar”, ha informado.

Según su cálculos, “la puesta a punto estará esta semana”, y en cuanto a la llegada de pacientes ha dicho que “pronto”.