Madrid: Vox señala al “negocio”de la violencia de género y no se suma a la declaración constitucional

Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento de Madrid se queda sin declaración conjunta por el 25-M

Comisión de Familias, Igualdad y Biebestar Social del Ayuntamiento de Madrid
Comisión de Familias, Igualdad y Biebestar Social del Ayuntamiento de MadridServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

Dos han sido las proposiciones que se han presentado al Pleno de Cibeles en torno al 25N, día internacional de erradicación de la violencia hacia las mujeres. Y las dos han sido aprobada, gracias a las abstenciones: una presentada por Más Madrid y PSOE y otra por PP y Cs, en las cuales se han abstenido respectivamente. El único partido que ha votado en contra en cada uno de los casos ha sido el grupo municipal de Vox. Así, y por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento se queda sin declaración institucional conjunta. Con todo, Más Madrid ha acusado de PP y Cs de dejadez en este sentido, ya que podrían haber elevado un texto al Pleno y haberlo sacado por mayoría. Y es que el reglamento no establece que las declaraciones institucionales deban aprobarse por unanimidad.

Arántzazu Cabello, edil de Vox, ha explicado que su partido no quiere participar en “un consenso” basado en la “ideología de género”, y que consiste en “pedir siempre las mismas cosas sin aportar ningún resultado”. Estas políticas, defendió Cabello, se resumen en pedir “recursos de una manera indiscriminada” para alimentar “una maquinaria de generar puestos de trabajo para ciertas personas que comulgan con esta ideología”. Algo que acaba generando un “negocio” en torno a la violencia machista.

“Condenamos cualquier tipo de violencia que se ejerce contra las mujeres, pero queremos reconocer de forma expresa a todas las víctimas, sin inculcar una ideología totalitaria que discrimina a todos aquellos que sufren violencia simplemente porque no son mujeres”.

Pese a salir adelante sus respectivas propuestas, los bloques de Más Madrid-PSOE y PP-Cs se han acusado mutuamente de la poca efectividad de sus medidas en esta área. La socialista Maite Pacheco cree que el concejal de Familias, Pepe Aniorte, se ha “desinflado” en cuanto a “ganas en la agenda de la igualdad”, algo que enmarca en el hecho de “pactar el presupuesto con la extrema derecha”. Mientras, éste se ha defendido recordando que Madrid contará con un nuevo recurso de 25 plazas para mujeres víctimas de violencia de género con pisos semiautónomos, con atención especial a las mujeres mayores víctimas de violencia machista, además de triplicar las plazas del programa de atención tempana