Detenido por agredir sexualmente a su hija y fingir un secuestro

Grababa a la víctima desnuda y amordazada

Sucesos.- Siete detenidos en Valladolid por golpear a una menor para llevarse sus auriculares y cinco euros
Un coche patrulla de la Policia Nacional. POLICÍA NACIONAL. 12/06/2020 POLICÍA NACIONAL.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón como presunto autor de agredir sexualmente a su hija de 17 años y simular su secuestro. Tras narcotizarla y agredirla, la grabó desnuda y amordazada; después se enviaba a sí mismo los vídeos e imágenes desde el teléfono de su hija para escenificar que había sido secuestrada, al tiempo que exigía un rescate de 1.000 euros por la liberación.

Durante los registros efectuados se ha intervenido numeroso material de almacenamiento informático y diversos elementos con los que simuló el asalto a su propia vivienda. Las investigaciones han permitido determinar que la menor llevaba alrededor de tres años siendo agredida sexualmente por su progenitor.

La investigación se inició cuando una joven alertó al 091 de que se estaba produciendo un asalto en el domicilio donde residía su hermana junto a sus padres en el madrileño barrio de Carabanchel. La joven relató que su padre la había llamado por teléfono y le decía que acababa de recibir unos vídeos en los que su hermana aparecía desnuda y amordazada; le pedían una transferencia de 1.000 euros para liberarla.

Cuando agentes de seguridad ciudadana acudieron al lugar,encontraron a la menor tumbada en la cama con actitud somnolienta y desorientada, así como con un profundo corte en la mano. La joven relató a los agentes que mientras se encontraba en el salón de la vivienda fue acometida por la espalda por un varón que portaba un cuchillo de grandes dimensiones, con el que, tras un forcejeo, la maniató y tapó la cabeza.

También explicó que fue obligada a desnudarse y a ser fotografiada, así como a grabar mensajes con su propio teléfono, pidiendo auxilio a sus padres para que proporcionaran al agresor 500 euros cada uno y así evitar que la raptaran. Además denunció que el agresor abandonó el lugar apropiándose de su teléfono móvil, un ordenador portátil, una tablet, dinero en efectivo y una tarjeta de débito.

Los agentes iniciaron la investigación y comprobaron lo manifestado por la víctima con el testimonio de su progenitor, quien relató que había recibido videos e imágenes de su hija maniatada y amordazada, al tiempo que le exigían una transferencia bancaria para liberar a la menor.

Las gestiones practicadas por los investigadores permitieron determinar que el verdadero autor del asalto había sido el propio padre y que este había enviado los vídeos, imágenes y peticiones de rescate desde el móvil de la víctima a su propio teléfono. Tras detener al varón los investigadores llevaron a cabo una entrada y registro en el lugar de trabajo donde se le intervino un terminal móvil que contendría vídeos de contenido sexual sobre su hija y dinero en efectivo. Otro registro llevado a cabo en el domicilio del arrestado permitió descubrir el teléfono y resto de objetos robados a la menor así como otros elementos probatorios – bridas, cinta de carrocero, cuerdas, sustancias farmacológicas y material de almacenamiento informático-.