Los mayores con anticuerpos podrán salir de las residencias sin ninguna restricción

Madrid determina que los residentes que tengan que volver al centro tras un ingreso hospitalario, siendo positivos, tendrán que ser derivados a la residencia de cuidados Covid

Gente mayor hace su vida cotidiana en Vicálvaro pese a las restricciones por el Covid
Gente mayor hace su vida cotidiana en Vicálvaro pese a las restricciones por el CovidCIPRI PASTRANO DELGADOLa Razón

Los ancianos en las residencias han sido especialmente golpeados por la anterior ola de Covid-19. Ahora, la Comunidad de Madrid actualiza el protocolo de visitas y salidas en residencias de ancianos y otros centros sociosanitarios, flexibilizando algunos aspectos, ya que son “conscientes de que el aislamiento social es perjudicial para las personas mayores”, han informado fuentes de la Consejería de Políticas Sociales.

A partir de ahora se atenderá a la inmunidad por coronavirus del residente y no tanto a la del centro. De esta forma, los usuarios de centros con anticuerpos (IgG+) podrán salir y entrar de los centros, sin ningún tipo de restricción, de acuerdo con las normas de funcionamiento de cada centro.

En cambio, aquellos que no tengan inmunidad (IgG-) tendrán que seguir unas medidas específicas. En caso de irse de vacaciones y tener IgG-, tienen la obligación de realizarse una prueba previa entrada al centro, que puede ser PCR o test de antígeno. Respecto al periodo de inmunidad, se eleva a seis meses atendiendo a los criterios sanitarios establecidos por el Ministerio.

En cuanto a las visitas de familiares, aquellos residentes con deterioro cognitivo que requieren de contacto con su familiar para poder establecer una comunicación efectiva, podrán tenerlo con todas las medidas se seguridad (EPIs y guantes), siendo inferior a 15 minutos si el paciente no tiene inmunidad.

El número y duración de las visitas no cambia respecto al anterior protocolo. Se determinan respecto a la situación epidemiológica y la inmunidad de cada centro.

El criterio de inmunidad es ahora más estricto a la hora de realizar test de cribado en las residencias. Se realizarán test semanales a aquellos centros con inmunidad baja, es decir, inferior al 50 por ciento (hasta ahora se realizaban cribados semanales en los centros con menos de 40 por ciento de inmunidad).

El nuevo protocolo especifica además que los residentes que tengan que volver al centro tras un ingreso hospitalario, siendo positivos, tendrán que ser derivados a la residencia de cuidados Covid si su centro no tiene capacidad de sectorización.