Ayuso inaugura el centro de pandemias: “Un nuevo hospital nunca es una mala noticia”

La presidenta madrileña lamentó la ausencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y recalcó que las nuevas instalaciones tienen como objetivo salvar vidas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, presidió el “acto de apertura” del Hospital Enfermera Isabel Zendal. “Seremos de las primeras capitales del mundo que tiene un hospital y el aeropuerto juntos. Yo lo que quiero es que sea un hospital para el mundo, especialmente en un momento como este en el que si hay una autonomía que tiene colapso tendrá este hospital a su disposición”, ha aseverado la dirigente madrileña.

El hospital, ha asegurado Díaz Ayuso, “tiene la mejor tecnología y ha aprendido a combatir los virus”, además de que ha sido construido en tan solo tres meses” gracias a esa colaboración “público privada”. “Mañana montarán manifestaciones contra el hospital, como llevo meses aguantando campañas contra el propio hospital, un hospital público para todos los ciudadanos que ya está con las mismas campañas como ocurrió con el hospital de Ifema en la primera ola”, ha lamentado la dirigente madrileña. Además de ofrecer el nuevo centro hospitalaria como almacen central de vacunas. Además de insistir en ofrecer esta infraestructura madrileña al resto de las comunidades autónomas que, en un momento determinado, lo necesiten.

Tal y como han asegurado desde el departamento encabezado por Enrique Ruiz Escudero, el nuevo Hospital comenzará a recibir pacientes Covid “en breve” de otros hospitales en el pabellón número 2, que contará con 240 camas de hospitalización y 48 puestos de UCI. El consejero se reafirmó en que los profesionales se incorporarán esta semana y los pacientes la próxima. “Con este hospital los madrileños van a estar más seguros”, afirmó.

Al mismo tiempo que se abre este pabellón se constituirán las cuatro unidades multidisciplinares de las que dispondrá el centro: hospitalización convencional, cuidados intermedios, cuidados intensivos y apoyo y servicios centrales que incluye radiodiagnóstico, laboratorio, prevención de riesgos laborales, psicología clínica, farmacia, atención al paciente, servicios generales, trabajo social, fisioterapia, así como cualquier otra que se estime necesaria una vez iniciada la puesta en marcha esta nueva dotación asistencial.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho no comprender que alguien no se alegre de que Madrid tenga un nuevo centro sanitario y ha asegurado que tanto la oposición como el Gobierno de Pedro Sánchez “en su fuero interno son conscientes de que un nuevo hospital es una buena noticia, aunque les cueste admitirlo”.

Así lo ha dicho en declaraciones a los periodistas a su llegada al Hospital Enfermera Isabel Zendal, un acto al que no ha acudido ningún partido de la oposición salvo Vox, y que solo ha contado con la presencia de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en representación del Gobierno nacional. Ningún ministro ha acudido, según han informado, “por problemas de agenda”.