La estrategia contra el coronavirus fulmina de Madrid la varicela y las paperas

La Consejería de Sanidad constata que el uso de mascarilla, la distancia social y el teletrabajo ayudan a reducir los brotes de otras enfermedades

Gente con mascarillas de compras  y de paseo por el centro de Madrid.
Gente con mascarillas de compras y de paseo por el centro de Madrid.Jesús G. FeriaLa Razon

Los hábitos que ya hemos asimilado como rutina para luchar contra el coronavirus están ayudando a disminuir el impacto de otras enfermedades entre los madrileños. Tal y como pronosticaban los expertos en enfermedades respiratorias y en el estudio de las principales vías de contagio, el uso de la mascarilla, el lavado de manos, la distancia interpersonal y la notable reducción de los contactos sociales están teniendo consecuencias más allá de los límites del covid-19. Ahora, los datos que maneja a Consejería de Sanidad corroboran este escenario.

Los técnicos sanitarios del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero ponen especialmente el foco en lo sucedido en lo que va de año con la varicela y las paperas. En lo que respecta a la varicela, por ejemplo, hasta la semana pasada –la número 48 del año–, el total de casos declarados este 2020 ascendía a 1.197. A lo largo de esas mismas 48 semanas de 2019, los casos declarados fueron 3.047. O lo que es lo mismo, una reducción de la incidencia de esta enfermedad superior al 61%. Si nos fijamos sólo en lo sucedido en los últimos siete días del informe epidemiológico de la Comunidad de Madrid, es decir, en la semana 48 de este 2020, se han contabilizado 19 casos. En ese periodo de 2019, fueron 48. Datos que confirma la tendencia de todo el año. Los brotes de esta enfermedad también han caído en más de dos tercios en lo que va de 2020.

Respecto a las paperas, la situación es similar. Los brotes de parotiditis han caído bruscamente. Se trata de una enfermedad cuyo pico epidémico suele darse en primavera. Una época que, este año, coincidió con el confinamiento más severo lo que ayuda a explicar la reducción del número de casos detectados. Y es que de los 26 brotes de paperas detectados el año pasado, en este año 2020 se han declarado apenas seis.

Gripe: de 469 a 23 casos

¿Sucederá algo similar con la gripe? Desde la Consejería de Sanidad llaman a ser prudentes a la hora de contestar a esta pregunta. Sin embargo, hay muchos elementos que juegan a favor de que, efectivamente, los contagios de gripe estacional caigan también de manera notable a lo largo de este próximo invierno. A las medidas sanitarias generalizadas para combatir el coronavirus en lo que concierne al uso de la mascarilla, la distancia y la higiene, se unen otros elementos importantes como son el hecho de que decenas de miles de personas continúen teletrabajando desde casa, lo que minimiza el volumen de contagios que cada año se dan en las empresas, y las cifras récord que está alcanzando la campaña de vacunación en la Comunidad de Madrid durante este otoño, especialmente entre los colectivos más vulnerables. De hecho, a estas alturas de diciembre, ya se han vacunado 1,3 millones de personas.

Aún es muy pronto, de todas formas, para saber si la de este 2020-2021 será una campaña de gripe con baja incidencia. Es difícil hacer un pronóstico, sobre todo porque los picos de esta enfermedad suelen registrarse a lo largo de los meses de enero y de febrero. Con los datos de la última semana sobre la mesa, la número 48 del año, sí se advierte un fuerte descenso de los casos declarados de gripe. Mientras que en 2019, en esta misma semana del año se habían comunicado 469 casos, esa cifra es en este 2020 de apenas 23, lo que representa una caída superior al 95%. Si comparamos lo casos de gripe declarados en todo lo que va de 2020 (las 48 semanas) con ese mismo periodo de 2019, también se percibe la caída de casos aunque en un porcentaje lógicamente menor por estar contabilizada ya la campaña correspondiente a enero y febrero de este año. Aún así, frente a los 97.833 casos de gripe declarados en las primeras 48 semanas de 2019, a lo largo de este año ese número se ha reducido hasta los 87.848 casos, lo que representa una caída superior al 10 por ciento. Al margen de la varicela, las paperas y la gripe, los informes epidemiológicos de la Consejería de Sanidad constatan la menor incidencia en este 2020 de otras enfermedades como las gastroenteritis agudas –tanto las que tienen un origen alimentario como las que no– la escarlatina, la escabiosis, la salmonelosis y la campilobacteriosis, además de las enfermedades de transmisión sexual.